Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desarticulado una red internacional de narcotráfico a gran escala

Desarticulado una red internacional de narcotráfico a gran escalaEFE

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización internacional de narcotráfico a gran escala asentada en distintas localidades de la costa mediterránea, fundamentalmente, en las provincias de Alicante y Murcia, según ha informado este sábado este cuerpo de seguridad en un comunicado.

Este grupo criminal desarticulado se dedicaba a la adquisición, venta y distribución de relevantes partidas de sustancias estupefacientes, concretamente, speed, éxtasis, marihuana y hachís. La organización estaba dotada de ramificaciones internacionales en distintos países de la Unión Europea, entre ellos Dinamarca, donde, fruto de la cooperación policial internacional, se procedió a la detención de varios integrantes de este grupo, ha destacado la Policía Nacional.
En la operación que ha llevado para desarticular esta banda, a cargo de miembros de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante y del Greco Levante, se ha detenido a un total de 29 personas, 27 en España y dos en Dinamarca, siendo sus nacionalidades: 15 españoles, 4 británicos, 4 holandeses, 2 daneses, 1 irlandés, 1 belga, 1 austriaco y 1 ecuatoriano. Los agentes llegaron a efectuar 15 registros domiciliarios, 13 de ellos en España y dos en Dinamarca.
Los agentes de la Policía Nacional iniciaron el pasado mes de octubre una investigación sobre una organización criminal de carácter internacional dedicada a la adquisición y distribución en España y en el extranjero de importantes cantidades de marihuana, speed, cocaína y hachís.
Fruto de las investigaciones, los agentes lograron identificar y localizar en Alicante al encargado de buscar a los proveedores de la sustancia estupefaciente, que a su vez hacía de intermediario con los compradores en todas las transacciones ilegales.
Así, tras varios meses de investigación, se logró identificar, localizar y detener en la localidad de Benidorm (Alicante), a uno de los distribuidores de la organización, lo que permitió a los agentes abrir nuevas vías de investigación que les llevaron a diversas localidades de la provincia de Murcia como los Alcázares y alicantinas como Pilar de la Horadada o Jávea. Allí se practicaron cuatro detenciones de miembros de la organización.
A finales del pasado año, las investigaciones condujeron a los agentes a otras localidades como La Nucía, Daya Nueva, Benidorm y Elche, en Alicante, o Abanilla, en Murcia, donde se produjeron nueve detenciones más.
La investigación continuó este año y permitió a la Policía Nacional detener entre Calpe, La Nucía y Alfàs del Pi, en Alicante; Sangonera La Verde, en Murcia, y San Sebastián, en el País vasco, a siete personas más por tráfico de estupefacientes y pertenencia a organización criminal.
Finalmente, a mediados del pasado mes de julio, los agente descubrieron "una sofisticada plantación de marihuana" en los sótanos de una empresa de muebles en Novelda (Alicante) y detuvieron a seis personas más entre esa población y Yecla (Murcia).
La Policía Nacional ha destacado que algunos de los detenidos disponían de sistemas de vigilancia mediante cámaras de seguridad en sus domicilios y armas de fuego y ha resaltado así "la alta sofisticación y peligrosidad de esta organización criminal".
En los 13 registros domiciliarios practicados en España se han intervenido aproximadamente 36.700 gramos de speed, 2.205 pastillas de éxtasis, 224.534 gramos de cogollos secos de marihuana envasados al vacío, 170.530 gramos de polen de hachís (1.492 pastillas), 3.115 gramos de hachís.
Además, se han desmantelado tres plantaciones de cultivo hidropónico de marihuana con un total de 2.179 plantas y gran cantidad de lámparas transformadores y filtros de carbono. Asimismo, se intervino gran cantidad de útiles para el envasado, pesaje y manipulación de dichas sustancias e importante documentación relativa al ilícito comercio.
Igualmente, la Policía Nacional logró intervenir ocho armas de fuego, reales y simuladas, en concreto, cuatro escopetas, una pistola simulada, una pistola de aire comprimido, un rifle y un revólver, así como gran cantidad de munición.
Del mismo modo, en la operación se intervino un total de ocho vehículos, seis turismos y dos furgonetas, un arma eléctrica, gran cantidad de material informático y 166.490 euros en efectivo.