Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Denunciante de los pagos irregulares en el PP cántabro no retirará la denuncia porque quiere que la Fiscalía investigue

El denunciante de los pagos irregulares en cuotas de unos 500 afiliados del PP ha asegurado que no ha retirado la denuncia ni tiene intención de hacerlo porque su pretensión es que la Fiscalía "investigue hasta las últimas consecuencias" y "dé con la persona o las personas" que están detrás de esos pagos por valor de casi 10.000 euros.
El denunciante es un militante del PP de Laredo que, en declaraciones a Europa Press, ha desmentido que haya retirado la denuncia como ha afirmado esta mañana la secretaria general y candidata a la Presidencia del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga.
"Ni la he retirado ni lo haré hasta que la Fiscalía investigue", ha dicho, al tiempo que ha advertido que los pagos y transferencias por internet "dejan huella" por lo que está seguro que el Ministerio Público "dará con el origen del dinero, desde dónde se realizaron los pagos y la persona o personas que están detrás de ellos".
Ha lamentado que el "enfrentamiento político" entre Sáenz de Buruaga y el todavía presidente 'popular' y candidato a la reelección, Ignacio Diego, haya llegado a que "sucedan cosas tan graves como éstas" y ha enfatizado que él no va "ni con uno ni con otro". "Desde la honradez y la honestidad, siempre he sido un verso suelto", ha apostillado.
Según ha detallado, tras enterarse de esos pagos de cuotas de unos 500 afiliados para que pudiesen votar en las primarias que se celebran este miércoles, acudió a la Guardia Civil a denunciar porque, para hacerlos, "se había suplantado la identidad de una persona" sin que ésta "tuviese ningún conocimiento".
Pero "lo más grave", ha relatado, es que esa persona a la que se ha suplantado para poner su nombre en las transferencias tiene "una importante discapacidad intelectual".
De hecho, tras interponerse la denuncia, esa persona declaró "como perjudicado" ante la Guardia Civil a cuyos agentes aseguró que "no había hecho ningún pago al PP, ni tenía conocimiento de que alguien lo hubiese hecho en su nombre y que no había autorizado a nadie a hacerlo".