Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El grupo Demòcrata exige que Colau depure responsabilidades por ocultar el ataque al bus turístico

La portavoz del grupo Demòcrata en el Ayuntamiento de Barcelona, Sònia Recasens, ha exigido que la alcaldesa, Ada Colau, que depure responsabilidades dentro de su Gobierno que ocultó el ataque al bus turístico que se produjo este jueves y no salió a la luz hasta este sábado, en lugar de denunciarlo inmediatamente.
Según ha informado el grupo municipal en un comunicado este domingo, la portavoz también ha reclamado que Colau traspase sus competencias en seguridad a un regidor "que tome responsabilidades de forma clara y sin ambigüedades".
Así, Recasens ha condenado la actitud del Gobierno municipal, que a pesar de haber conocido los hechos el mismo día que se produjeron, no ha presentado ninguna denuncia mientras aducía que tenía que recoger más información.
La regidora ha recordado que este no ha sido el único episodio de turismofobia y ha señalado que también se repite la falta de respuesta del Gobierno de Colau al que "se le ha escapado de las manos la gestión del turismo" en Barcelona.
"CÓMPLICES"
Además, Recasens ha afirmado que este silencio tanto de la alcaldesa, como del teniente de alcalde de Empresa, Jaume Collboni, y del concejal de Turismo, Agustí Colom, "le hace cómplices" y les ha acusado de confundir el activismo con los actos vandálicos.
Por ello, la portavoz demòcrata ha pedido que se inicie una investigación a fondo de los hechos y para saber lo que han hecho los responsables municipales durante los días después del acto vandálico, también ha pedido movilizaciones de diferentes sectores, no solo del turístico, para "criticar esta actitud del Gobierno".
Recasens ha recordado que Colau es la máxima resposable de seguridad de la ciudad y ha reiterado su demanda de que traspase sus competencias a un regidor que se encargue de manera exclusiva.