Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El socio de Granados recibió más de 10 millones con facturas falsas

En billetes de 500 euros para evitar el rastro de Hacienda. Es la forma en la que cobraba el empresario David Marjaliza, el presunto conseguidor de la trama Púnica. Según el sumario de la operación, de esta manera Marjaliza llegó a recibir más de diez millones de euros entre los años 2004 y 2006, en pleno boom inmobiliario.  Pagos por servicios y relaciones comerciales que nunca se produjeron. Es una de las revelaciones del sumario que instruye el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco. "Es una trama muy compleja en la que hay muchas ramas distintas", decía esta semana el magistrado en los cursos de verano del Escorial. Una de esas ramas apunta a la posible financiación ilegal del PP de Alberto Fabra en Valencia. La prueba sería una conversación grabada entre Marjaliza y Alejando de Pedro. Es el empresario que realizó las campañas para el Partido Popular en 2011 en la Comunidad Valenciana. La red corrupta estaba dirigida presuntamente por Francisco Granados, antiguo hombre fuerte de Esperanza Aguirre, que está encarcelado desde noviembre. Hay 92 personas imputadas.