Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento catalán cesa este miércoles a Daniel de Alfonso

Daniel de Alfonso comparece ante el Parlamento de CataluñaEFE

JxSí, C's, PSC, SíQueEsPot y la CUP sumarán sus votos este miércoles en el Pleno del Parlamento catalán para aprobar la revocación del director de la Oficina Antifraude de Cataluña (Oac), Daniel de Alfonso. La decisión llega tras la filtración de una supuesta conversación de Alfonso con el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, en la que planean cómo implicar a líderes independentistas en caso de corrupción.

La decisión llegará después de que en plena campaña electoral de las generales estallara la polémica por filtrarse una conversación entre De Alfonso y el ministro de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, en la que hablaban de buscar casos de corrupción a ERC y CDC, entre otras cuestiones.
El PP será la única formación catalana que no censurará a De Alfonso, aunque el partido que en el Parlamento lidera Xavier García Albiol tiene que decidir aún el sentido de su voto entre la abstención o mostrarse en contra de la revocación.
El cese del director de Antifraude puede aprobarse en primera votación por tres quintas partes del pleno, o en segunda votación por mayoría absoluta, pero el consenso amplio en torno al que debe dejar el cargo hará que se apruebe a la primera.
Los partidos que impulsan la revocación alegan que De Alfonso ha incurrido en una negligencia notoria y grave en el cumplimiento de sus obligaciones y deberes en el cargo y que queda reflejado, a su juicio, en las conversaciones filtradas con el ministro.
De Alfonso compareció la semana pasada ante la Comisión de Asuntos Institucionales de la Cámara, donde reivindicó su trabajo al frente de la oficina y criticó que la decisión de cesarle del cargo era "sin causa legal ajustada a Derecho".
En paralelo a la revocación, varios partidos ya han emprendido acciones legales por este tema: ERC y CDC han anunciado querellas contra el ministro, y el PSC contra De Alfonso por haber acusado a los socialistas de ser los autores de la filtración.