Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cs, Podemos y PSOE abandonan la comisión de financiación de partidos del Senado y acusan al PP de "fraude"

Los representantes de Ciudadanos, Podemos y PSOE han abandonado este jueves la comisión de investigación de financiación de partidos en el Senado después de expresar conjuntamente sus quejas por el uso partidista que, a su juicio, hace el PP de la citada comisión.
Los portavoces de Ciudadanos, Javier Alegre, de Unidos Podemos, Pilar Garrido, y PSOE, Tonxtu Rodríguez, han dejado la comisión de investigación sin formular ninguna pregunta al primer compareciente, el responsable de Finanzas y Transparencia de Podemos, Daniel de Frutos.
"El equipo político al que pertenezco renuncia a formular cualquier pregunta a los comparecientes citados ante esta comisión ante el plan de trabajo sectario y manipulador", han asegurado los portavoces de Ciudadanos y Podemos, quedando el representante socialista sin tiempo, siguiendo una estrategia conjunta definida a ultima hora del miércoles.
Rodríguez ha denunciado la denominación "falsaria" de la comisión, ya que entiende que no busca investigar sino "expandir la tinta de calamar" de la corrupción sobre otros partidos. "Lo preocupante es que se están riendo de la Constitución, hacen de una comisión un fraude y una farsa", ha declarado.
Ha tachado de "esperpento" el programa de trabajo establecido por el PP, en virtud de su mayoría en el Senado. "Han llamado a cuatro gerentes, pero donde están los suyos? Desde Fraga hasta Rajoy todos los responsables han sido acusados", ha subrayado.
Garrido ha defendido las cuentas de Podemos, y ha asegurado que frente a su financiación responsable "tesoreros de otros partidos duermen en prisión y no han dado una sola explicación en sede parlamentaria".
Tanto el portavoz socialista como Pilar Garrido han protagonizado encontronazos con la presidenta de la comisión Rosa Vindel, que ha pedido centrarse en formular preguntas al compareciente, acusando a los miembros de la oposición de "excederse" en sus intervenciones.