Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Críticos de Podemos alaveses consuman su ruptura con la dirección autonómica y se enfrentan a una posible expulsión

Los disidentes votan en contra de los Presupuestos forales, mientras que los afines al sector oficial se abstienen
Los miembros del sector crítico de Podemos en Álava ha consumado este viernes su ruptura con la dirección autonómica del partido durante la votación de los Presupuestos del territorio, una decisión que, según advirtió la semana pasada Podemos Euskadi, podría costarles la expulsión del partido.
La crisis en el seno del grupo juntero de Podemos en Álava, que se arrastra desde hace meses, se ha confirmado este viernes con la decisión de los cuatro junteros disidentes de este partido de votar en contra de los Presupuestos del Gobierno foral del PNV y el PSE-EE, al considerarlos profundamente "antisociales".
Estos apoderados se han desmarcado, de esta forma, del voto de los tres junteros afines al sector oficial, que se han abstenido en la votación. Éstos, así como la dirección autonómica de Podemos, defienden su abstención por las contrapartidas logradas al aceptar el PNV y el PSE algunas de sus enmiendas a las Cuentas.
La semana pasada el secretario de Organización de Podemos Euskadi, Lander Martínez, advirtió de que, si los críticos votaban este viernes en contra de los Presupuestos alaveses, la dirección abriría un expediente sancionador que podría acabar con su expulsión del partido.
Esta advertencia fue contestada por una treintena de cargos públicos de Podemos de Bizkaia, Álava y Gipuzkoa, que, a través de un escrito, exigieron "responsabilidades políticas" a Martínez por recurrir a la "imposición" y la "amenaza" contra los discrepantes.
REACCIÓN
Tras la votación presupuestaria en las Juntas Generales de Álava, la portavoz del grupo de Podemos, Arantza Abecia, enmarcada en el sector oficial, ha avisado de que el partido "no hará dejación de funciones", y trasladará un expediente a la Comisión de Garantías contra los críticos "que no han seguido la disciplina de voto".
Abecia, no obstante, no se ha pronunciado sobre si considera que el procedimiento abierto podría acabar con la expulsión de los disidentes, ya que la decisión corresponde a la Comisión de Garantías. Por su parte, el juntero Daniel Trujillano, que ha intervenido ante los medios de comunicación en representación de la corriente crítica, ha defendido su decisión de rechazar los Presupuestos forales.
"CONSECUENCIAS"
Trujillano ha explicado que, con su voto en contra al proyecto, los cuatro junteros críticos de Podemos se han mantenido fieles a su "contrato con los ciudadanos" y a su compromiso con "el rescate social, la participación real y la transparencia".
Según ha explicado, él y sus compañeros están dispuestos a asumir las "consecuencias" de su actuación, aunque ha asegurado que aún no se han planteado si optarán por formar un grupo propio en la Cámara foral en el caso de que, finalmente, sean expulsados del partido.
Además, ha afirmado que desconoce si la situación de Podemos en Álava es de "ruptura o descomposición", aunque ha mostrado su voluntad de tratar de "arreglar" los problemas existentes.
De esa forma, ha agradecido la disposición y la apertura de la Secretaría General de Podemos Euskadi para tratar de encauzar una salida a la crisis, una postura que ha contrastado con la de aquellos que han recurrido a "la descalificación personal".