Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez dimitirá si el PSOE facilita el gobierno de Rajoy

Tras la guerra abierta iniciada con la dimisión de 17 –ya exmiembros– de la Ejecutiva Federal del PSOE con el propósito de intentar forzar la salida de Pedro Sánchez de la secretaría general, –algo ante lo que él y sus fieles se han resistido desde que se produjese el suceso, el pasado miércoles–, el líder socialista ha comparecido ante los medios para aclarar su posición: "No podría administrar una decisión que no comparto", ha dicho, planteando su salida si el Comité Federal cambia la hoja de ruta que ha seguido "siempre", es decir, el "'no' a Mariano Rajoy".

En su primera comparecencia "tras los hechos acaecidos a mitad de la presente semana", el líder socialista, Pedro Sánchez, ha querido "agradecer de corazón las múltiples muestras de apoyo y cariño recibidas en un momento tan delicado para el partido". "Comparto el desgarro que sufren ante esta situación", ha manifestado.
"Quiero dirigirme a todos los afiliados del PSOE y a sus simpatizantes; a todos los ciudadanos que confían en el PSOE y también a los que, aun no confiando, siempre han visto en el PSOE un instrumento de cambio".
"Mañana se celebra un Comité Federal que va a afrontar un debate decisivo. Se trata de un debate político. Tras la renuncia de varios miembros de la Ejecutiva, procede celebrar un congreso extraordinario".
En este sentido, dando cuenta de la gravedad del momento que atraviesa el partido, ha asegurado: "parece razonable que se decida cuanto antes quién es el próximo secretario general del PSOE".
"Voy a defender que la puerta al voto de la militancia permanezca abierta para nunca más cerrarse. No debemos quitar la voz a la militancia para que decida cuanto antes con su voto, y para que el partido sea dirigido por quienes ellos y ellas deciden".
"SIEMPRE HE DEFENDIDO LA HOJA DE RUTA: 'NO A RAJOY'"
"Mañana no se decide sobre un debate reglamentario o sobre una gestora. Siempre he defendido la hoja de ruta del Comité Federal. Votar no a Rajoy. Pero el Comité puede cambiar esa hoja de ruta y votar por la abstención. Nunca he creído que tal decisión, que aquellos compañeros que lo defienden estén más cerca de la derecha. Lo que sí que advierto es que eso traería graves consecuencias. Abriría la legislatura del chantaje. El PSOE no podría abstenerse o bloquear las leyes más importantes que propusiera un gobierno presidido por el señor Rajoy".
"Hay dos razones que apuntalan mi decisión: La incapacidad de Rajoy para articular una mayoría es su responsabilidad. Lo que no puede pretender el PP es gobernar sin oposición. Ello no solo supondría una traición a nuestros votantes sino también a los resultados electorales, pues no obtuvo una mayoría absoluta y no puede gobernar sin oposición. Estoy convencido de que España no se merece cuatro años más de Mariano Rajoy".
"NO PODRÍA ADMINISTRAR UNA DECISIÓN QUE NO COMPARTO"
Tras citar a Camps, Barberá y varios miembros y exmiembros del PP implicados en corrupción, ha afirmado:
"España se merece un gobierno limpio, dialogante y creíble y tengo la convicción de que con Rajoy eso no va a ser posible. Si el Comité Federal del PSOE mañana decidiera cambiar su posición y pasar a la abstención, obviamente no podría administrar una decisión que no comparto. Si algo me enseñaron mis padres es que lo único que tengo, y lo único que puedo preservar, es mi palabra y mis convicciones".
REITERA SU POSTURA: "LOS SOCIALISTAS NECESITAMOS UNA ÚNICA VOZ"
A este respecto ha recalcado: "El debate es sano, es democracia, nunca es fractura. Quiero una organización que debata hasta la extenuación, que vote, y que toda la organización vaya a una, una vez votado. La discrepancia de voces no hace bien para el partido".
"Es importante que el principal partido de la izquierda transite por un nuevo camino, y para ello los socialistas necesitamos una única voz, y esa voz es la de nuestros militantes". "Sin ellos, el partido simplemente no existiría. Con su trabajo diario y desinteresado llevan los ideales del socialismo y dan credibilidad a nuestro proyecto".
SÁNCHEZ PIDE SERENIDAD Y ALTURA DE MIRAS
"Se puede pensar en España y en el Partido Socialista a la vez. Hay tiempo. No debemos alargar esta situación. Es una mala situación, pero podemos empezar a resolverla mañana mismo. En definitivia, pido serenidad y altura de miras para este Comité Federal. Pido que no se convierta en un debate interminable sobre reglamentos. Pido, que este Comité decida mañana, sin más dilación: o se monta una gestora, como algunos pretenden, para que lleve al PSOE a que gobierne Mariano Rajoy necesariamente a través de la abstención; o deciden los militantes, en un Congreso, como sostengo y defiendo, mantenemos el 'no' a Mariano Rajoy, e intentamos un Gobierno alternativo, de cambio y transversal, como aprobó el Comité Federal del Partido Socialista Obrero Español. Esta, y no otra, es la cuestión de fondo. Este es el auténtico debate, y mañana espero que podamos entre todos aclararlo", finalizó.