Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crespo niega "irregularidades" ante la juez de La Coruña y dice que era "imposible falsificar" cursos de formación

El empresario coruñés Gerardo Crespo, considerado por los investigadores de la 'Operación Zeta' como el presunto cabecilla de una trama de fraude en subvenciones públicas destinadas a cursos de formación, ha negado ante la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de A Coruña "irregularidades" en su gestión y ha defendido que era "imposible falsificar" los cursos que ofertaba.
"No hicimos ninguna ilegalidad, se han hecho todos los cursos", ha insistido a su salida de los juzgados, acompañado por su abogado, José Ramón Sierra, y tras prestar declaración durante casi tres horas. En ella, solo ha respondido a preguntas de su abogado, algunas del Ministerio Público y a preguntas que le hizo la jueza, según ha explicado él mismo.
Si antes de entrar a declarar Crespo se declaró "totalmente inocente", a su salida mantuvo que su declaración se basó en sostener que toda la actividad de sus empresas, desde 1987 hasta 2014, "tiene una explicación legal". "Todo es legal y está auditado", ha dicho precisando que estas auditorías las hicieron, entre otros, el Tribunal de Cuentas.
Mientras, se ha remitido a la documentación existente para defender que hubo "actas de inspección" de los cursos "al inicio, al medio y al final" de cada uno de ellos y que los alumnos recibían el diploma acreditativo "expedido por la propia Administración". "Que no lo hubiese hecho si los cursos no se hacían y con los requisitos que requería en cada caso", ha añadido.
(HABRÁ AMPLIACIÓN)