Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Covite acusa al Gobierno de Navarra de ponerse "del lado de los violentos" al apoyar la manifestación de Alsasua

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Covite, ha acusado al Gobierno de Navarra, presidido por Uxue Barkos (Geroa Bai), de "oponerse al Estado de derecho colocándose del lado de los violentos" al apoyar la manifestación convocada para este sábado en Alsasua contra el encarcelamiento por orden de la Audiencia Nacional de nueve vecinos de la localidad acusados de agredir a dos guardias civiles y sus parejas.
En un comunicado, Covite se ha referido al apoyo que el Ejecutivo navarro ha dado a la citada marcha contra la decisión judicial de procesar por terrorismo a miembros del movimiento 'Ospa!'.
El colectivo ha considerado "insólito" que el Gobierno de Navarra "busque ejercer de juez en un procesamiento fundamentado sobre la base de sentencias como la 39/2008 emitida por la Audiencia Nacional, confirmada por el Tribunal Supremo el 13 de octubre 2009, que considera probado que la campaña 'Alde Hemendik' contra las Fuerzas de Seguridad en Euskadi y Navarra fue encargada por ETA a los movimientos de la izquierda abertzale".
Tras recordar que, por la citada campaña "fueron condenados por terrorismo movimientos de la izquierda abertzale y Gestoras Proamnistía", Covite ha recordado que 'Ospa!' surgió "en 2011 en el marco de la campaña 'Alde Hemendik'" y el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), en sentencia de 26 de abril de 2016, "consideró probado que el fin de la organización terrorista ETA de expulsar a la Guardia Civil del País Vasco y Navarra sigue vigente para la organización y su entorno".
Para Covite, el Gobierno de Navarra "manipula a la sociedad para atacar al Estado de Derecho", y se coloca "del lado de los violentos bajo el falso pretexto de la paz y la convivencia".
Por otro lado, ha criticado que el PSOE, "un partido con numerosas víctimas de ETA, carga en Alsasua contra la actuación judicial de las instituciones democráticas para avalar teorías que presentan a procesados por terrorismo como víctimas de un Estado opresor".