Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cospedal incluirá el pago del armamento en el próximo presupuesto, que subirá un 30 por ciento

El Ministerio de Defensa verá incrementado su presupuesto aproximadamente un 30 por ciento el año que viene debido a que se volverán a incluir en las cuentas públicas del departamento los pagos de los programas especiales de armamento (PEA).
Así se lo ha confirmado esta semana la ministra María Dolores de Cospedal a los portavoces de Defensa de los grupos parlamentarios del Congreso, con quienes se reunió para mantener un primer contacto y conocerles de cara a la comparecencia que tiene prevista para la semana que viene ante la comisión del ramo.
Asistentes a este encuentro han informado a Europa Press de que la ministra les comentó sus planes al frente del departamento y que uno de los más importantes es hacer frente a la deuda de los programas especiales de armamento. Así, les indicó que en los próximos presupuestos del ministerio aparecerá de nuevo este gasto.
Si las cuentas del ministerio en 2016 se situaron en 5.734,29 millones de euros, el gasto en Defensa para 2017 que presentará el Gobierno próximamente en su proyecto de Presupuestos Generales del Estado se verá incrementado en 1.824,5 millones de euros, es decir, en un 31 por ciento más.
SE ACABÓ LA VÍA DEL DECRETO ANUAL
En la pasada legislatura, el Ejecutivo había optado por una fórmula distinta para pagar la deuda del armamento. En lugar de incluir este gasto en el presupuesto anual, el Consejo de Ministros aprobaba cada verano un decreto con un crédito extraordinario que rondaba los 1.000 millones de euros.
Esta fórmula permitía que el presupuesto 'oficial' del ministerio fuese ajustado, pero fue recurrida por el PSOE ante el Tribunal Constitucional por considerar que la finalidad del decreto no es aprobar gastos que en realidad ya están previstos. Por tanto, esta vía fue declarada finalmente inconstitucional, lo que ha llevado al ministerio que ahora dirige Cospedal a buscar otro modo de pagar el armamento.
Así, el Consejo de Ministros aprobó el viernes pasado la anualidad de 2017, que será de 1.107,7 millones de euros, la cual se verá incrementada en algo más de 716,7 millones que corresponden a 2016, con lo que la anualidad que Defensa afrontará el próximo año será de casi 1.824,5 millones de euros. Esta cantidad vendrá reflejada en el próximo proyecto de Presupuestos Generales del Estado.