Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cospedal saluda a las familias del Yak 42 que siguen en directo su comparecencia en el Congreso

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha saludado este lunes a las familias de las víctimas del accidente de Yakovlev 42 nada más llegar a la comisión del Congreso donde va a ofrecer explicaciones sobre aquella tragedia.
En concreto, son ocho los familiares que están siguiendo 'in situ' la comparecencia de Cospedal. Entre ellos está Miguel Secianes y Curra Ripollés, presidente y portavoz de la asociación de familiares de víctimas.
Cospedal ya recibió en el Ministerio de Defensa a los representantes de la asociación tras conocerse el informe del Consejo de Estado que responsabiliza del siniestro al Ministerio que ahora dirige.
Además de la ministra, también se han dirigido a las familias de los soldados fallecidos el portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando; su homólogo del PSOE, Antonio Hernando, y la diputada del PSOE Zaida Cantera, así como el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, entre otros.
Cantera, comandante retirada, se ha manifestado "muy afectada" por este asunto porque, según ha revelado, tenía compañeros de promoción entre las víctimas del accidente.
Las familias de los soldados fallecidos hace ahora 14 años expresaron desde el principio su deseo de estar presentes en el Congreso el día en que Cospedal acudiera a la Cámara Baja, una solicitud que el PP, el PSOE y Ciudadanos vieron con buenos ojos desde el principio, como técnicamente se decidiera.
OCHO DE LOS QUINCE REPRESENTANTES
El presidente de la Comisión de Defensa, el socialista José María Barreda, finalmente envió, por delegación de la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, una invitación institucional a las familias, abriendo la puerta a que algunos de ellos pudieran estar en la misma sala.
Pese a que el Reglamento de la Cámara establece que las comisiones parlamentarias no están abiertas al público, Barreda apostó por permitir la entrada en la sala de algunos de los familiares, para lo cual invocó un precedente de 2001, cuando el PP gobernaba con mayoría absoluta.
Finalmente, la Cámara ha decidido que ocho familiares de los quince que envía la Asociación de Familias de Víctimas del Yak entren en la misma Sala Constitucional, donde comparece la ministra, y el resto seguirán sus explicaciones una planta más abajo, en otra sala del Congreso habilitada con pantalla de televisión.