Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cortés Elvira, secretario de Estado con el PSOE, cobró 1,5 millones de una empresa vinculada a Villar

Su mujer es también jefa de los servicios médicos de la Federación y él participa en otra empresa cuya socia es la nuera de Villar
El exsecretario de Estado para el Deporte entre 1987 y 1993, Rafael Cortés Elvira, cobró a través de la sociedad 'Corell' 1,5 millones de euros del Grupo Santa Mónica, vinculado directamente a la trama de "clientelismo" que creó el presidente de la Real Federación Estatal de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, en el seno del organismo.
Así se desprende del auto del magistrado que investiga el caso, Santiago Pedraz, por el cual decretó el ingreso en prisión incondicional para el directivo, su hijo Gorka y el vicepresidente económico de la Federación, Juan Padrón. En él detalla que su mujer María Elena Herrero González, es jefa Nacional de los Servicios Médicos de la RFEF.
El que fuera presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD) percibió entre 2010 y 2012 1,5 millones de euros en calidad de administrador único de General Asesoramiento Corell S.L. Igualmente participa en la sociedad Esinet, constituida en 2004 junto con Mónica Han Cho, mujer del acusado Gorka Villar y nuera del presunto cabecilla de la trama.
El titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional recoge en su auto que existe una vinculación entre el Grupo Santa Mónica Sports, a cuyo frente se encontraba el fallecido Jesús Sámper, (exmiembro de la junta directiva y exsecretario general de la Liga) y la Federación Española de Fútbol. Como consecuencia de la estrecha relación entre ambos, altos cargos del organismo recibieron grandes cantidades desde el Grupo y viceversa.
PERJUICIO DE 51 MILLONES DE EUROS
Pedraz también recoge cómo los negocios con este grupo, dedicado a la promoción de medios publicitarios, costaron a la Federación 51.746.071 millones de euros derivado de la decisión en 2012 de resolver los contratos vigentes de cesión de derechos audiovisuales al no haberles abonado 15 millones de euros que adeudaban con el organismo.
En la reunión de la Junta Directiva celebrada en febrero de 2013 se acordó por unanimidad rescindir todos los contratos vigentes con la sociedad de Samper, que en aquel momento adeudaba cerca de 20 millones de euros a la Federación. Sin embargo esta ruptura incluyó que 15 millones del total de deuda contraída se compensaría con las retribuciones al personal del grupo.
Igualmente condonaron otros cinco millones de deuda como compensación ante la renuncia del Grupo a determinados derechos que pasaba a recuperar la Federación y a esto se le añade un "reconocimiento" de 17 millones de euros hacia la sociedad a la que se cedió los derechos de cobro derivados del canon fijo de determinados partidos.
El auto detalla además que el acuerdo de escisión de negocios provocó que la Federación renunciara a cobrar el 50 por ciento de los ingresos relativos a los contratos de Licencia y Merchandising, lo que hubiera supuesto unos ingresos de 15 millones de euros. Todo ello supuso un coste patrimonial superior a los 51 millones de euros.