Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La jueza del caso Cooperación rechaza los recursos contra el auto por el que procesó a Blasco y 20 personas más

La titular del Juzgado de Instrucción 21 de Valencia, que se encarga del llamado caso Cooperación, ha desestimando los recursos de reforma interpuestos contra el auto por el que procesó al exconseller de Solidaridad 'popular' Rafael Blasco y a otras 20 personas por presuntas irregularidades en la concesión de subvenciones a distintas a ONG y en la construcción de un hospital en Haití.
En un auto fechado el 19 de julio, la jueza señala que hay indicios para juzgar a los investigados por prevaricación, cohecho, asociación ilícita, malversación, encubrimiento, fraude de subvenciones, blanqueo y falsedad documental. Los encausados presentaron también recurso de apelación, que deberá resolverlo la Audiencia Provincial, informa el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).
En concreto, el auto de la jueza Nieves Molina desestima los recursos presentados por seis personas, entre ellas el empresario Augusto Tauroni y su mujer. Respecto a estas alegaciones, la jueza sostiene que "del texto de ambos recursos no se aprecian motivos para la reforma de la resolución impugnada, que va a ser mantenida por sus propios fundamentos".
Añade que, "sin perjuicio de la presunción de inocencia que ampara a ambos recurrentes, en principio los hechos investigados pueden ser constitutivos de delito, existiendo indicios suficientes en la causa para entender que ambos han tenido participación en los mismos".
En el caso de Tauroni, apunta que el auto de procesamiento "narra de forma detallada los hechos en los que tuvo participación y los elementos indiciarios, sin que en el escrito de recurso se haya cuestionado su veracidad". La jueza agrega que no puede estimar la manifestaciones expuestas por el recurrente consistentes en entender que los hechos por los cuales está cumpliendo condena y los investigados en la presente causa son los mismos.
Respecto a la mujer del empresario, precisa que la continuación del procedimiento contra ella "nada tiene que ver con su condición de esposa del señor Tauroni" y le recuerda que en la causa se expone que adquirió junto a su marido dos apartamentos en Miami "utilizando el dinero defraudado de las subvenciones, apareciendo indicios suficientes para entender que conocía el origen ilícito del dinero".
Los recursos se presentaron contra el auto por el que el Juzgado número 21 concluyó la instrucción y dictó auto de procedimiento abreviado en dos piezas separadas del caso Cooperación --las 2 y 3-- en las que se investigaba a 21 personas por presuntas irregularidades en la concesión de subvenciones a ONG y en la construcción de un hospital en Haití.
Entre los procesados, además del exconseller Blasco, se encuentra la anterior cúpula de la Conselleria de Inmigración: el que fuera jefe de área de Solidaridad, Marc Llinares; la exsecretaria general, Tina Sanjuán; el exdirector general, José María Felip, el empresario César Augusto Tauroni y su hermano Arturo, además de una funcionaria de la Generalitat, trabajadores de las empresas de Tauroni, personas vinculadas a las mercantiles que emitieron facturas falsas y responsables de evaluar y puntuar los proyectos solidarios que concurrían a las convocatorias para la obtención de subvenciones.
"JEFES" DEL "GRUPO CRIMINAL"
En ese auto, la instructora concluyó que es "evidente" el concierto entre el exconseller Blasco, el exjefe de área Llinares y el empresario César Augusto Tauroni, quienes ejercían como "directores o jefes" del "grupo criminal" para poder "organizar el entramado necesario al objeto de obtener beneficios, repartiéndose de forma ilícita los fondos públicos".