Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"No es que haya mucha corrupción, sino procedimientos muy complicados"

Consuelo Madrigal, nueva fiscal general del Estado.EFE

La fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, ha asegurado este viernes en Alicante que no cree que en España "haya mucha corrupción", sino "procedimientos muy complicados en los que hay que investigar mucho", por lo que ha reclamado más medios para afrontar esos casos como peritos del Banco de España, inspectores de la Agencia Estatal Tributaria o personal de la Intervención General del Estado.

Madrigal ha realizado estas declaraciones al término del acto de imposición de la cruz de San Raimundo de Peñafort al fiscal decano de Violencia sobre la Mujer de la provincia de Alicante, Ángel Alcázar, en reconocimiento a sus casi 43 años de servicio en la acusación pública.
La fiscal general ha explicado que la Fiscalía Especial contra la Corrupción contará en breve con cuatro nuevas plazas, así como otras seis en comisión de servicios, pues el incremento de personal en esta sección se había "quedado corto". Estos acusadores reforzarán "algunos de los asuntos que se llevan en la Comunidad Valenciana", ha dicho. Por otro lado, la plantilla de la Fiscalía de Alicante se va a ampliar con cuatro fiscales más.
En esta línea, ha admitido cierta preocupación por los casos de corrupción. No obstante, "no es que en España haya mucha corrupción, es que son procedimientos muy complicados en los que hay que investigar mucho y necesitamos equipos de investigación en los que se incluyan inspectores de Hacienda, agentes de la Intervención General del Estado, peritos del Banco de España. Ya existen, pero necesitamos incrementarlos", ha precisado.
Por otro lado, Madrigal ha lamentado el estado en que se encuentra el Palacio de Justicia de Alicante, ubicado en el barrio de Benalúa, unas instalaciones pendientes de una rehabilitación que aún no ha sido licitada y que a su juicio "dejan que desear y hay que mejorar". Según ha indicado, la institución que dirige ya ha trasladado dicha reivindicación a la Generalitat a través de su unidad de apoyo.
"Necesitamos otras condiciones para los fiscales y para los funcionarios", ha concretado. En cambio, se ha mostrado complacida por la reforma acometida recientemente en otro edificio judicial de la ciudad, la Audiencia Provincial. La fiscal general ha visitado por la mañana ambas instalaciones junto al fiscal jefe de Alicante, Jorge Rabasa, en lo que ha supuesto su primer viaje oficial a esta provincia desde que accedió al cargo.
Homenaje al fiscal Alcázar
Ya en el acto de imposición de la medalla de la cruz de San Raimundo de Peñafort a Ángel Alcázar, ha destacado el "espíritu emprendedor, la inmensa capacidad de trabajo" de este fiscal, al que ha alabado asimismo por poner en marcha en 1992 de la sección de Menores del Ministerio Público de Alicante y trabajar con posterioridad en la lucha contra la violencia de género.
El acto ha contado con la asistencia del fiscal superior de la Comunidad Valenciana, Antonio Montabes, el presidente de la Audiencia Provincial, Vicente Magro, representantes de los colegios de abogados y procuradores y numerosos jueces, fiscales, secretarios, funcionarios y miembros de las fuerzas de seguridad.
Durante su intervención, el homenajeado ha hecho un repaso por su trayectoria profesional y ha reiterado su compromiso en la lucha contra la violencia sobre la mujer, aunque ha lamentado la falta de medios para combatirla. "Lo que más me importa son las víctimas, a las que hay que ayudar a superar la dependencia económica y emocional" respecto de los agresores, ha señalado Alcázar, al tiempo que ha alertado del peligro de la retirada de las denuncias en estos casos.
En este sentido, el fiscal ha realizado un llamamiento general a evitar el "constante goteo de muertes" por esta lacra social y ha recordado que la provincia de Alicante ha registrado ya dos episodios de violencia machista que se saldaron con tres mujeres fallecidas en lo que va de año, en unos "días lamentables y dolorosos para todos".