Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Constitucional paraliza el pago de la extra de Navidad en el País Vasco

El Tribunal Constitucional ha admitido a trámite el recurso presentado por el Gobierno central contra la decisión del Gobierno vasco de abonar la paga extra de Navidad a los funcionarios de Euskadi, según informaron fuentes judiciales. Esta admisión supone la suspensión de la medida adoptada por el Ejecutivo de Euskadi.

Esta admisión a trámite por parte del TC supone la suspensión de la medida adoptada por el Ejecutivo de Euskadi y además, con fecha de 5 de diciembre, que es el día en que el Ejecutivo presentó el recurso.
El Ejecutivo vasco dió el lunes la orden de pago de la extra navideña a sus 69.000 funcionarios, justo un día antes de que el TC abordara el recurso contra el abono de la misma.
La portavoz del Gobierno vasco, Idoia Mendia, afirma que su Ejecutivo no puede hacer "otra cosa" que abonar la paga extra de Navidad a sus funcionarios, y asegura que ya se han cumplido "todos los trámites" para que sea pagada.
En rueda de prensa tras el último consejo del Gobierno de los socialistas, ha señalado que la razón "asiste" al Gobierno vasco y ha precisado que se ha "firmado" la orden para el abono de la paga. "Tenemos razones fundadas en derecho y una absoluta seguridad jurídica en la decisión que hemos tomado", ha defendido.
Mendia ha indicado que habrá que esperar a lo que decida el Tribunal Constitucional, que empieza a deliberar sobre el conflicto de competencias planteado por el Gobierno central ante la decisión del Ejecutivo autónomo de pagar la extra de Navidad.  
En este sentido, ha afirmado que su ejecutivo no puede hacer "otra cosa" que abonar la paga extra de Navidad a sus funcionarios, ya que esta decisión supone "cumplir con la Ley de Presupuestos vasca vigente, como establecen dicen los informes jurídicos del Ejecutivo vasco".
A su juicio, se trata de un conflicto de competencias "preventivo" porque, según ha explicado, ni siquiera se ha "requerido" al Gobierno documentación que acredite que existe un acto administrativo que "pueda ser recurrido".