Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Consejero catalán replica a Catalá que es el Gobierno quien no dialoga ni ofrece propuestas políticas

El conseller de Justicia, Carles Mundó, ha asegurado este miércoles que es el Gobierno central y no la Generalitat quien no dialoga ni ofrece propuestas políticas para solucionar el encaje de Cataluña en España, después de que el ministro del ramo, Rafael Catalá, haya dicho que no le parece que el Ejecutivo catalán tenga voluntad de diálogo diciendo que el referéndum "va a pasar sí o sí".
"Lo que tiene que hacer el Gobierno de España es poner propuestas políticas encima de la mesa y no levantar cortinas de humo diciendo que son los otros los que no quieren dialogar", ha dicho en declaraciones a los medios en los pasillos del Parlament al ser preguntado por las palabras de Catalá antes de participar en Barcelona en una jornada de Fomento del Trabajo.
Mundó ha defendido que el Govern lleva años demostrando su voluntad de diálogo y que ha planteado muchas propuestas, y sólo ha recibido negativas por parte del Estado: "Es legítimo que no te gusten las propuestas de tus interlocutores, pero si no te gustan, debes plantear otras".
Por ello, ha considerado que el Estado es la única administración que tiene deberes pendientes en relación al proceso soberanista, y ha recriminado que haya "empezado una operación diálogo que hasta el momento se concreta en una operación reunión".
También ha defendido que "en Cataluña existe una cuestión de naturaleza política que se resuelve con propuestas políticas" y no en los tribunales, una idea que también le trasladó el martes al Fiscal General del Estado en la reunión que mantuvieron.
"Le dije el error que supone intentar resolver a través de la justicia cuestiones que son estrictamente del ámbito de la política", ha precisado, y también ha dicho que en el encuentro que también mantuvo el martes con Catalá se limitaron a analizar cuestiones estrictas del ámbito jurídico.