Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso rinde este martes homenaje a las víctimas del terrorismo, que estarán representadas por Mari Mar Blanco

El Congreso acogerá este martes a las doce del mediodía su homenaje anual a las víctimas del terrorismo, un acto en el que por segundo año consecutivo tomará la palabra, en nombre de todo el colectivo, la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo y diputada del PP, Mari Mar Blanco.
Este acto se celebra en la Cámara Baja desde 2010, cuando el entonces presidente del Congreso, el socialista José Bono, creó el Día de Homenaje a las Víctimas del Terrorismo que, a iniciativa de las asociaciones, se fijó para el 27 de junio.
Ese día de 1960 ETA asesinó por primera vez, concretamente a una niña de 22 meses llamada Begoña Urroz Ibarrola, que murió calcinada en un coche como consecuencia de un artefacto explosivo que la banda terrorista colocó en la estación de autobuses de San Sebastián.
LA VOZ DE LAS VÍCTIMAS
En principio, se seguirá el formato de los últimos años. Así, los familiares se reunirán, en esta esa edición, en la Salón de Pasos Perdidos del Congreso donde la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, y la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco, pronunciarán sendos discursos.
El año pasado Blanco, que acababa ser elegida diputada por el PP en las elecciones generales del 26 de junio, ya habló en nombre de todas las asociaciones de víctimas del terrorismo y este año volverá a tomar la palabra de nuevo.
Los primeros homenajes a las víctimas estuvieron acompañados de polémica porque, al celebrarse en el Pleno, las asociaciones no podían tomar la palabra y algunas decidieron no acudir a modo de protesta.
HABRÁ REPRESENTACIÓN DEL GOBIERNO VASCO
Por eso en 2014, el entonces presidente del Congreso, Jesús Posada, trasladó el acto a la Sala Ernest Lluch, ministro socialista asesinado por ETA en el año 2000. Este año, sin embargo, la ceremonia tendrá lugar en el Salón de Pasos Perdidos, situado en el edificio del Palacio del Congreso.
A ese acto acudirán, además, representantes de todos los grupos parlamentarios y se espera también la presencia del secretario Paz y Convivencia del Gobierno vasco, Jonan Fernández, y de la directora de Víctimas y Derechos Humanos, Monika Hernando, según confirmaron a Europa Press fuentes parlamentarias.