Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso debate mañana una propuesta de Unidos Podemos para regular los 'lobbies'

El Pleno del Congreso debatirá este jueves una propuesta de Unidos Podemos para regular la actividad de los grupos de interés y aumentar la transparencia de los diputados, una iniciativa que el grupo confederal ha presentado como texto alternativo al que, a la reforma del Reglamento de la Cámara que, a instancias del PP, el Pleno ya acordó tramitar el pasado mes de abril.
En su enmienda de totalidad, recogida por Europa Press, Unidos Podemos plantea obligar a los parlamentarios publicar sus agendas públicas la página web, especificando con qué 'lobbistas' se reúnen, haciendo pública la documentación que reciben y explicando cómo afecta a su trabajo parlamentario.
Además, da facultades a la Mesa del Congreso para reducir o congelar las subvenciones recibidas por los grupos parlamentarios cuyos diputados incumplan de forma reiterada estas obligaciones de transparencia.
También reclaman que el registro de 'lobbies' en el que habrán de inscribirse los grupos de interés sea de uso público y gratuito y que puedan acogerse a él otros cargos de la administración o de organismos públicos.
El registro estará controlado por un "comisionado independiente" que deberá garantizar la publicidad de las agendas de trabajo de los cargos electos en la web del Congreso.
INCOMPATIBILIDADES CON EXDIPUTADOS
No podrá elegirse para ese cargo quien en los diez años anteriores hubiese tenido un cargo de elección o designación política en la administración o funciones directivas en partidos o sindicatos, que ejerzan como directivos o asesores en entidades sin ánimo de lucro o se hallen el ejercicio de cualquier actividad profesional, mercantil o laboral, o en el ejercicio activo de la carrera judicial o fiscal.
El comisionado se encargará de aplicar un código de conducta que incluye sanciones. Quien lo incumpla verá cancelada su inscripción en el registro y se le prohibirá el acceso a la Cámara para hacer lobby durante dos años.