Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso vota el martes la primera iniciativa para flexibilizar la política penitenciaria desde el desarme de ETA

El Pleno del Congreso debatirá y votará el próximo martes la primera iniciativa parlamentaria para flexibilizar la política penitenciaria desde que ETA anunció su desarme. Se trata de una moción de EH Bildu pidiendo al Gobierno de Mariano Rajoy la excarcelación de los presos de la banda que sufren enfermedades "graves".
Esta iniciativa es consecuencia de la interpelación que la portavoz parlamentaria de EH Bildu, Marian Beitialarrangoitia, dirigió hace un mes al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en la sesión de control al Gobierno, y su discusión tendrá lugar también un mes después del acto de entrega de su arsenal protagonizado por ETA.
En el debate de la interpelación, Zoido aseguró que ningún preso de ETA padece una enfermedad que aconseje su excarcelación y dejó claro que el Ejecutivo será "absolutamente exigente" con el cumplimiento de la ley cuando se está "a las puertas de la disolución" de la organización terrorista. "No habrá concesiones", apostilló.
Sin embargo, Bildu insistirá, como hace en su iniciativa, en que en la actualidad hay reclusos de la banda "a los que la aplicación restrictiva de la legislación impide acceder a la libertad condicional o la prisión atenuada, aunque padezcan enfermedades graves".
UNA "ACTITUD HUMANITARIA"
También hará hincapié en que la legislación tanto española como internacional establece mecanismos para una "aplicación flexible de la política penitenciaria" y defenderá que, por tanto, dentro de la legalidad, se pueden ofrecer "alternativas más favorables" al tratamiento que requiere este colectivo de presos gravemente enfermos.
Y es que, según Bildu, bastaría con una "actitud humanitaria" a la hora de aplicar la ley para que estos reclusos pudieran acceder a la libertad condicional o a la prisión atenuada.
Con todos estos argumentos, la coalición abertzale aspira a que el Congreso solicite formalmente "a las autoridades españolas competentes" que, en las decisiones a adoptar en fechas próximas sobre la situación penitenciaria de los presos gravemente enfermos, "tengan en cuenta" la legislación vigente "estatal e internacional para la excarcelación de aquellas personas que sufren graves enfermedades".