Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso cita el día 29 a dos excomisarios de la llamada "policía política" en la comisión de Fernández Díaz

La comisión de investigación del Congreso sobre el supuesto uso partidista del Ministerio del Interior en la etapa de Jorge Fernández Díaz ha acordado citar el próximo 29 de junio al exdirector adjunto operativo (DAO) de la Policía Eugenio Pino y al exinspector y exasesor de la cúpula policial José Ángel Fuentes Gago, miembros de la llamada "policía política" del anterior equipo de Interior.
Ambas comparecencias, reclamadas por Unidos Podemos, ERC y el PDeCAT, han salido adelante gracias al apoyo del PSOE, que hasta la llegada de Pedro Sánchez a la Secretaría General se venía negando a citar a excomisarios para no convertir el Congreso en un "circo".
Eso sí, el portavoz adjunto de ERC, Gabriel Rufián, ha acusado a los socialistas de tratar de "chantajear" a esos grupos aceptando la presencia de estos dos excomisarios a cambio de no llamar al exministro socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, ni al excomisario jubilado José Manuel Villarejo.
La comisión que preside el diputado del PNV Mikel Legarda se ha reunido este miércoles para tratar de acordar nuevos comparecientes teniendo en cuenta que queda poco más de un mes, hasta el 31 de julio, para que el mandato de este órgano caduque.
LA CÚPULA POLICIAL ORGANIZÓ LA REUNIÓN QUE ACABÓ GRABADA
Los excomisarios Gago y Pino fueron dos de los nombres que salieron en las comparecencias del pasado 5 de abril del exministro del Interior Jorge Fernández Díaz y del exdirector de la Oficina Antifraude de Cataluña Daniel de Alfonso, ambos protagonistas de conversaciones grabadas en el despacho del ministro y cuyas difusiones abrieron la polémica al desvelarse supuestas maniobras policiales, mediáticas y judiciales contra formaciones de la oposición.
Tanto el exministro como el exdirector de la Oficina Antifraude catalana negaron haber pedido las reuniones que ambos mantuvieron en octubre de 2014 y apuntaron directamente a miembros de la cúpula policial como los promotores de los encuentros cuyas conversaciones fueron grabadas.