Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso cierra sus Puertas Abiertas con más de 2.500 visitantes más que en 2015

El Congreso de los Diputados ha puesto punto final este sábado a sus dos Jornadas de Puertas Abiertas de 2016 tras recibir a un total de 14.431 visitantes, una cifra superior en más de 2.500 personas a la del año pasado, según ha informado la institución.
En la segunda jornada se han registrado 7.484 visitantes, lo que eleva el total de las dos jornadas hasta las 14.431 personas, un número mayor que el registrado hace un año, cuando se contabilizaron casi 11.800 visitantes. De hecho, el Congreso ha tenido que retrasar el final de la jornada algunos minutos, dado que en el momento de cierre del acceso, a las 19.00 horas, todavía quedaban personas haciendo cola para visitar la institución.
La presidenta de a Cámara Baja, Ana Pastor, abrió este viernes la Puerta de los Leones a los ciudadanos y esa primera jornada el Congreso recibió cerca de 6.947 visitantes, la cifra más alta en una primera jornada de este tipo desde 2011. Como anécdota, en el momento de abrir la Puerta de los Leones hubo algunas dificultades, lo que provocó que Pastor tuviera que retrasar diez minutos el tradicional saludo a los primeros ciudadanos que visitan la cámara en las Jornadas de Puertas Abiertas, el primero de los cuales, un madrileño llamado Francisco, llevaba haciendo cola en la calle desde las 6.25 de la mañana.
Al igual que Francisco, los ciudadanos que han visitado estos días el Congreso han podido conocer de primera mano la institución, visitar sus dependencias y disfrutar de la valiosa colección de obras pictóricas que alberga. El recorrido comienza en el vestíbulo principal o vestíbulo de la Reina, al que da acceso la Puerta de los Leones, y continúa por el salón de Conferencias, conocido como salón de Pasos Perdidos, los escritorios del Reloj y de la Constitución, el hemiciclo y la sala Constitucional.
Las Jornadas de Puertas Abiertas se pusieron en marcha en diciembre de 1997 aprovechando un aniversario de la aprobación de la Constitución de 1978. A partir ahí, el Congreso ha venido recibiendo en torno a 20.000 visitantes cada año salvo en 2012, cuando las jornadas se suspendieron por obras en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo.