Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Soraya Rodríguez insiste en que el PSOE comparte proyecto con el PSC

El PP tumba las mociones sobre las "mentiras" de Rajoy en el Pleno del CongresoEFE

El PSC ha roto, de nuevo, la disciplica de partido al abstenerse en la votación que aprobó la moción de UPyD sobre el derecho a decidir de Cataluña. Ya en febrero de 2013 se escenificó una división entre los socialistas cuando el PSC voto a favor de una resolción de CiU que defendía el derecho a decidir. El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha defendido que su partido se haya desmarcado del PSOE pero ha asegurado que mantiene el compromiso con el partido que lidera Alfredo Pérez Rubalcaba. Por su parte, la portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha reiterado su confianza en la unidad del PSOE y del PSC y da por hecho que seguirán juntos porque comparten el mismo proyecto "socialista y por la unidad de España".

En declaraciones en el Congreso, Soraya Rodríguez ha dicho que se trata de "una discrepancia en torno al derecho a decidir, ya conocida y ya explicada", pero "lo verdaderamente grave e importante es el problema entre Cataluña y el resto de España, cuya situación es delicadísima y que también genera tensiones en otras fuerzas políticas". as generaciones
Ante las voces que piden romper de una vez con el PSC, como el exvicepresidente Alfonso Guerra, Soraya Rodríguez ha insistido en que los dos partidos comparten el proyecto de socialismo y de unidad de España, contra la independencia y a favor de la convivencia, y comparten la apuesta por la reforma constitucional frente al "inmovilismo" del Gobierno y los que amenazan con la independencia.  "Y seguimos comprometidos con un proyecto conjunto", ha remarcado.
En Twitter, Navarro ha argumentado la decisión de los socialistas catalanes: "No podemos caer en las trampas de partidos que buscan rédito político en la confrontación de la sociedad en lugar de apostar por el diálogo", ha dicho en alusión a la moción de UPyD.
Pese al desmarque, Navarro ha recalado que el partido de los socialistas catalanes sigue comprometido "con el proyecto conjunto de los socialistas españoles", que pasa por la reforma de la Constitución Española y por hacer de España un Estado federal, ha recordado.
El coordinador de los parlamentarios del PSC en las Cortes, Albert Soler, ha remmarcado que "no caeremos en esta provocación". Lo que está claro, ha recalcado Soler, es que "el 80% de los ciudadanos de Cataluña" están a favor de la consulta que el PSC apoya si se realiza de una manera legal y pactada.
"La abstención era lo que teníamos que hacer", ha remachado, tras recordar que la postura de los socialistas catalanes en este asunto es "muy clara y definida".
No es la primera vez que el PSC rompe la disciplica de partido. En febrero pasado apoyo una resolución de CiU también sobre el derecho a decidir. La única diputada del PSC que no lo hizó fue la exministra carme Chacón, que prefirió ausentarse del pleno.
Esta vez, el texto de UPyD recibió el voto negativo de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), los nacionalistas de CiU, PNV y BNG y de los independentistas de Amaiur y ERC. CC se ha decantado por la abstención, mientras que Foro Asturias y UPN han respaldado el texto de la formación magenta. Solo contó con el apoyo de PP y PSOE.
En concreto, la moción de UPyD deja claro que "bajo ningún concepto, una parte de la ciudadanía puede decidir sobre la organización territorial del Estado, ni sobre cualquier otro aspecto o precepto de la Constitución, excluyendo al resto de dicha eventual decisión".
Una parte no puede decidir por todos
El segundo punto del texto afirma que "ninguna autoridad o poder público tiene derecho a privar a todos o parte de los ciudadanos residentes en su territorio de los derechos y libertades que la Constitución española reconoce y garantiza a todos y cada uno de los españoles".
También proclama que "en un Estado social y democrático y Derecho nadie está por encima de la ley y no puede permitirse trocear el cuerpo de la ciudadanía ni redefinir el sujeto de la soberanía nacional, que no es otro que el pueblo español", el único --precisa-- "que puede ejercer, por los cauces legalmente establecidos, el 'derecho a decidir' sobre la unidad de la nación y los derechos del conjunto de los ciudadanos".
Por último, reafirma la vigencia de los artículos de la Constitución que definen a España como un "Estado social y democrático de Derecho que, propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político", y que hace al pueblo español dueño de la soberanía nacional.
UPyD no aceptó los añadidos de PP y PSOE
La moción de UPyD recibió sendas mociones de adición del PP y del PSOE para que se incluyeran algunos matices al texto original, pero el partido que lidera Rosa Díez no ha aceptado ninguna de las dos porque hacerlo suponía, a su juicio, desviar la atención del objeto del debate.
Así, mientras el PP quería añadir una reafirmación del artículo 2 de la Constitución, que establece la "indisoluble unidad de la Nación española" y el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones, el PSOE insistía en la necesidad de reformar la Constitución.
Su propuesta ha contado finalmente con el respaldo de 'populares' y socialistas aunque en el partido que capitanea Alfredo Pérez Rubalcaba no todos han votado a una. Los diputados del PSC se han desmarcado del PSOE y han decidido abstenerse en la votación del texto de UPyD para no votar en contra del derecho a decidir en Cataluña.