Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso señala a Fernández Díaz, Cosidó y Pino como responsables políticos del uso "partidista" de Interior

El Congreso de los Diputados señala al ex ministro del Interior Jorge Fernández Díaz, al ex director de la Policía Ignacio Cosidó y al ex director adjunto operativo (DAO) de la Policía Eugenio Pino como responsables políticos del uso "partidista" del Ministerio del Interior en la anterior etapa.
La comisión del Congreso que ha investigado el supuesto uso político de Interior en los tiempos de Fernández Díaz ha concluido, con el rechazo del PP y la abstención de Ciudadanos, que durante su mandato se creó una estructura policial bajo las instrucciones del entonces director de la Policía, Ignacio Cosidó, y por orden del exDAO Eugenio Pino, para poner trabas a los escándalos de corrupción que afectan al PP, pero también para investigar y, en su caso, "perseguir" a adversarios políticos.
CONTRA PSOE, PODEMOS, ERC Y CDC
Entre esos adversarios cita al propio PSOE, como lo demuestran los trabajos realizados por la Brigada de Análisis y Revisión de Casos (BARC), que elaboró en secreto informes sobre el 11-M y el caso Faisán, relativo a un chivatazo a la red de extorsión de ETA.
También habría sido perseguido el nacionalismo catalán, a tenor de la investigación sobre la supuesta cuenta en Suiza del exalcalde de Barcelona Xavier Trias (antigua Convergència); o Podemos, con la fabricación del informe PISA contra el líder de esa formación, Pablo Iglesias y la supuesta financiación de su partido con fondos procedentes de Irán o Venezuela.
"Estas decisiones han supuesto una inaceptable utilización partidista con fines políticos de los efectivos, medios y recursos del departamento de Interior y de las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado con un abuso de poder que quebranta reglas esenciales de la democracia y el Estado de Derecho", añade el documento estructurado en cuatro puntos.
((((SEGUIRÁ AMPLIACIÓN))))