Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Confirman dos años de cárcel para un joven por agredir a una indigente en un cajero en Barcelona

La Audiencia de Barcelona ha confirmado la pena de dos años de cárcel para un joven condenado por agredir, insultar y escupir a una indigente en un cajero automático de la capital catalana la tarde del 23 de octubre de 2016.
En un auto recogido por Europa Press, la Sección Novena de la Audiencia ha rechazado el recurso de apelación del acusado y ha avalado la condena que le impuso un juzgado penal de la capital catalana por un delito de lesiones y otro contra la integridad moral: un año de prisión por cada uno.
En su recurso, el acusado reconoció la agresión pero negó que su intención fuese atentar contra la dignidad y la integridad moral de la mujer, alegado que su escupitajo no lo dirigía a ella sino que su reacción era contra el cajero al no haber podido sacar dinero.
El acusado también alegó que no se percató de que estaba la mujer y que, cuando la vio, ella le apuntaba con un cuchillo de 20 centímetros, por lo que "de forma defensiva le golpeó una o dos veces con la pierna".
Sin embargo, el tribunal ha dado plena credibilidad a las declaraciones de la víctima y de una viandante que compareció como testigo tras haber acudido en la ayuda de la mujer: "No hay duda de la participación del acusado y de su propia intención de menoscabar la integridad" de la indigente, concluye el tribunal.
Por eso, la Audiencia ha confirmado que el acusado aprovechó la "extrema vulnerabilidad" de la víctima --sin techo y sin apoyo familiar y social-- para agredirla de forma absolutamente gratuita con total desprecio hacia las personas sin hogar.