Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Iglesia se someterá también a la Ley de Transparencia

Sus cuentas estarán bajo la lupa de la Ley de Transparencia. La Iglesia no es una administración pública pero sí recibe dinero de todos. Por lo tanto  el gobierno ha confirmado que estará sometida a esta norma. Y es que un 25 por ciento de su financiación se realiza vía impuestos. En 2012 fueron 247 millones de euros procedentes de los contribuyentes que marcaron la casilla del IRPF correspondiente. Pero también hay partidas presupuestarias que le afectan como los 94 millones que paga el Estado para los profesores de religión.