Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vivas no planteará en la Conferencia de Presidentes que Ceuta sea Comunidad Autónoma y entre en la Unión Aduanera

El líder del Gobierno de Ceuta, Juan Vivas (PP), ha cerrado su ronda de contactos con los portavoces de los cuatro grupos de la oposición en la Asamblea autonómica (PSOE, Caballas, MDyC y Ciudadanos) previa a la Conferencia de Presidentes del próximo martes rechazando sus reivindicaciones políticas más ambiciosas, como plantear en ese foro que la ciudad pueda elevar su rango institucional al de Comunidad Autónoma activando la Disposición Transitoria Quinta de la Constitución, o que entre en la Unión Aduanera.
Vivas aprovechará la cita, según han explicado fuentes del Ejecutivo ceutí a Europa Press, para "reiterar la necesidad de que Ceuta reciba una atención especial por parte del Estado y de la Unión Europea de acuerdo con sus singularidades, en especial, el hecho fronterizo, pues junto con la de Melilla, la del Tarajal es la única frontera terrestre de Europa en África".
El líder de la oposición en la Asamblea, el socialista Manuel Hernández, ha animado al presidente de la Ciudad a exigir que el nuevo sistema de financiación autonómica sirva para "reforzar servicios básicos como la Policía Local, el tratamiento de residuos sólidos urbanos, la atención de los menores extranjeros no acompañados (MENA) o las políticas sociales" en Ceuta.
El portavoz de Caballas, Mohamed Ali, ha instado a Vivas a intentar "recabar el apoyo de la Conferencia de Presidentes" para que la ciudad eleve su estatus institucional al de Comunidad "como prevé la Constitución", y para que entre en la Unión Aduanera como paso previo para poder reclamar a Marruecos la apertura de una aduana comercial en el Tarajal, un paso a su juicio "clave para nuestro futuro económico".
El localista ha lamentado en declaraciones a Europa Press que el presidente ha "descartado" la primera petición y ha sometido la segunda "a alcanzar un consenso previo con el Estado y la Ciudad Autónoma de Melilla".
Gobierno y oposición están "más cerca" en lo que se refiere a la conveniencia de reivindicar que, además de criterios de "territorio y población", se tomen en cuenta "las tasas de paro, fracaso escolar, pobreza y escasez de vivienda" que registran las dos ciudades autónomas, muy superiores a las medias nacionales, a la hora de fijar el reparto de la financiación autonómica y local.