Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenan a 18 años a una mujer que mató a su hijo de 5 años en Almàssera (Valencia) para separarlo de su marido

Un jurado popular ha declarado culpable a la mujer que el pasado lunes reconoció haber matado a su hijo de cinco años en Almàssera (Valencia) porque quería apartarlo de su marido, con quien no mantenía una buena relación y había mostrado intención de quedarse con el menor.
Un jurado popular ha declarado culpable a la mujer que el pasado lunes reconoció haber matado a su hijo de cinco años en Almàssera (Valencia) porque quería apartarlo de su marido, con quien
no mantenía una buena relación y había mostrado intención de quedarse con el menor.
Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) en su cuenta de Twitter, el fiscal ha pedido 18 años de cárcel para la acusada por asesinato.
"Mi idea era llevármelo al cielo conmigo", dijo la mujer en su reconocimiento de los hechos el pasado lunes en su declaración ante un jurado en la Audiencia de Valencia.
La mujer, de 38 años en el momento de los hechos y natural de Nicaragua, se enfrenta a una pena de 18 años de prisión por un delito de asesinato con la circunstancia agravante de parentesco. Según el ministerio público, la acusada presentaba antecedentes psiquiátricos patológicos con síntomas ansiosos-depresivos, rasgos de personalidad límite y marcada inestabilidad emocional aunque en el momento de los hechos no tenía mercada de capacidad de conocimiento.
Los hechos se remontan a mayo de 2015, cuando la acusada residía en una vivienda junto a su pareja y su hijo de cinco años en la localidad valenciana de Almàssera. La mujer relató que el 23 de mayo de 2015 decidió acabar con la vida de su hijo al que suministró un fármaco para dormirle y, una vez desvanecido en la cama, lo asfixió con un almohadón.