Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Concejal de Seguridad de Madrid rechaza que la Policía participe en desahucios

Dramático desahucio de una familia en el barrio madrileño de Cuatro CaminosEFE

El concejal de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, ha afirmado que se estudiará "a fondo" el futuro de las la Unidades Centrales de Seguridad (UCS), para ver si responde a las necesidades de la población y si responden a la "idiosincrasia" de la Policía Municipal.

También ha asegurado que él cree que la Policía Municipal "no tiene que estar" en los procesos de ejecución de desahucios, pues su función no es esa sino la orientada a mediar entre las partes implicadas y negociar con los juzgados para que se tomen las decisiones desde una "perspectiva humana".
"Lo que hay que hacer es sentarse a escuchar a todas las partes", ha indicado el concejal responsable del cuerpo en relación al discurso efectuado por el inspector jefe de la Policía Municipal de Madrid, Francisco Caletrio, en los actos conmemorativos del patrón de la Policía Municipal y donde ha dicho que "todas las unidades" existentes en el cuerpo son "importantes" e "imprescindibles", incluida la Unidades Centrales de Seguridad (UCS).
Barbero ha asegurado que él no duda de la necesidad de este tipo de cuerpos (los antidusturbios) pero el "dónde tienen que estar" es la cuestión que se tiene que estudiar desde la sensatez. "El Cuerpo Nacional de Policía también tendrá alguna cosa que decir", ha aseverado el concejal.
Su idea para el cuerpo es "priorizar" y "reforzar" las líneas de mediación que supone reconocer "a las partes como sujetos" en niveles de "simetría", algo que facilitará la prevención y resolución de conflictos.
Preguntado sobre si el Inspector Jefe del cuerpo continuará en su puesto, el concejal del área ha asegurado que aún es temprano para pronunciarse en ese aspecto pero ha añadido que ve en él una "colaboración leal y una capacidad estupenda de hacer su trabajo".
"No somos proclives a llegar y ponerlo todo patas arriba", ha aseverado para indicar que verá los aspectos que funcionan y se pueden mantener y, en caso contrario, tratará de hacer los "cambios necesarios".
Por ello, va a estudiar a fondo dónde están los déficits del cuerpo y tratar de localizar los aspectos que se tienen que potenciar. "La Policía Municipal necesita buenos recursos para desarrollar su labor", ha agregado Barbero para insistir en que se analizará al detalle todos los aspectos económicos relacionados con la Policía Municipal. "Si hay nuevos retos, tiene que haber nuevos recursos de alguna manera", ha insistido.