Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Concejal sevillana Cristina Honorato celebra el archivo y lamenta que se "criminalice" a quien defiende derechos

La edil de Participa Sevilla en el Ayuntamiento hispalense Cristina Honorato ha celebrado el archivo de la causa abierta contra ella y otras once personas por ocupar en noviembre de 2015 una sucursal del banco Santander de la calle Campana, dentro de las protestas promovidas por las personas acampadas en Coria del Río en demanda de la reestructuración de sus hipotecas, algo que para la concejal pone de manifiesto que este tipo de actuaciones "sólo responde a la criminalización de las personas que se organizan para defender sus derechos".
En un comunicado, Honorato indica que esta resolución judicial llega después de que el Ministerio Fiscal, "la única parte acusadora", solicitara el sobreseimiento de las actuaciones, ya que "no habían quedado suficientemente acreditadas" las acusaciones de delitos de desórdenes público y de desobediencia de los que se acusaba a las 12 personas que fueron detenidas el 11 de noviembre de 2015 durante el encierro en la sede bancaria de la Campana "en un acto en defensa del derecho a la vivienda digna y en apoyo a la acampada de la PAH de Coria del Río".
Considera que este archivo es un nuevo ejemplo de que "sí se puede" y añade que las razones por las que en aquel momento se estaba luchando "desgraciadamente siguen estando vigentes".
"Es necesario más que nunca que la ciudadanía se empodere y pelee por lo que le pertenece", ha destacado Honorato, que ha recordado, una vez más, que este encierro se producía ante la situación "totalmente extrema que vivían cuatro familias de Coria víctimas del fraude hipotecario y que sólo demandaban de forma pacífica que el banco que les quería echar de sus casas, Santander, les escuchase". "Eso sí, meses después lograron un acuerdo con el banco que les permitiera no perder sus casas", añade.
Por otro lado, Honorato ha realizado una doble crítica relacionada con la "criminalización" que asegura que han sufrido las doce personas que fueron detenidas aquel día y cuya causa ahora ha sido archivada "porque no existía ningún tipo de delito". En este sentido, ha afirmado que "la ley Mordaza y el desarrollo de este tipo de actuaciones solo buscan la criminalización de la ciudadanía que se auto organiza para defender los derechos y que al final terminan archivándose".
Igualmente, ha destacado que este tipo de actuaciones "siempre conllevan una criminalización mediática de las personas que simplemente por reivindicar son criminalizados". "Tras la detención, como es habitual, llegó una criminalización total en la prensa, que ahora no esperamos que escriban esos mismo artículos de opinión enmendando sus opiniones", añade, tras lo que ha reivindicado la necesidad de seguir exigiendo el cumplimiento del derecho a una vivienda digna.