Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Compromís reclama 1.800 millones en inversiones para paliar el "maltrato" a la Comunidad Valenciana

La coalición Compromís, socio electoral de Unidos Podemos y que gobierna la Generalitat valenciana en coalición con el PSOE, ha registrado 303 enmiendas parciales a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) con las que reclama inversiones por valor de 1.866 millones de euros que compensen lo que considera "mal trato" del Gobierno a la Comunidad Valenciana.
Entre sus enmiendas se encuentran reivindicaciones 'históricas' para la Comunidad Valenciana, como tramos del corredor mediterráneo que la formación valora en 135 millones de euros; el contrato programa para el transporte metropolitano en Valencia, cifrado en 37 millones; y la ampliación del tren de cercanías hasta Vinaroz y Alicante, cuantificadas en 45 y 10 millones respectivamente.
"El objetivo de las enmiendas es revertir el maltrato presupuestario del Gobierno de Rajoy al País Valenciano", asegura Compromís a través de un comunicado.
LAS CUENTAS, UNA "CATÁSTROFE"
La formación valenciana ya calificó de "catástrofe" las cuentas de este año, pues a los 14.000 millones de 'deuda histórica' que consideran que tiene el Gobierno central con la Generalitat se le suman los 290 millones menos de inversión para los valencianos con respecto a los Presupuestos del anterior ejercicio.
De hecho, Compromís presentó una enmienda a la totalidad tras conocerse que "los valencianos percibirán 310 millones de euros menos en inversiones respecto a los fondos que el Gobierno contempló en las cuentas de 2016" y ha sido una de las formaciones que más ha criticado el acuerdo con el PNV sobre el Cupo vasco.