Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Compromís quiere que el nuevo sistema de financiación esté listo en septiembre y resolver la deuda valenciana

El portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, ha pedido este miércoles que el nuevo sistema de financiación autonómica esté listo el próximo mes de septiembre, había cuenta de que su aprobación está pendiente desde 2015, y también ha demandando que se dé una solución a la denominada deuda histórica de la Comunidad Valenciana.
Así lo ha reclamado Baldoví en una rueda de prensa en el Congreso un día después de que la Conferencia de Presidentes acordara crear un grupo de trabajo en un mes con vistas a que el nuevo sistema de financiación se pueda pactar antes de que acabe este año.
Para Baldoví, el problema de financiación autonómica se ha gestionado con excesiva lentitud, ya que todos los expertos tienen los números hechos y rehechos: "No podemos continuar perpetuando la desigualdad y seguir añadiendo más gastos a una comunidad autónoma tremendamente infrafinanciada", ha avisado.
RAJOY, AGUAFIESTAS
En este contexto, ha pedido que "no se alarguen más los plazos" y ha criticado la actitud del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, del que ha dicho que "es un aguafiestas" que ha ido "a advertir a los territorios de que nadie espere nada".
Además, el diputado de Compromís, socio de gobierno del PSOE en la Comunidad Valenciana, ha censurado que el Ejecutivo no haya hablado de la deuda histórica que tiene con su comunidad, consecuencia, a su juicio, de su "infrafinanciación", y ha pedido negociar un procedimiento para su "regularización".
Al ser preguntado por si considera Madrid un "paraíso fiscal" como la han definido algunas comunidades socialistas, el portavoz de Compromís ha respondido que, pese a que ése término le parece "muy fuerte", es "evidente" que la capitalidad da a Madrid "muchas ventajas" respecto a otras ciudades.
LA ELOCUENCIA DE REVILLA
Baldoví considera "muy elocuentes" las declaraciones sobre este asunto que hizo en la Conferencia de Presidentes el mandatario cántabro, Miguel Ángel Revilla, asegurando que si Santander fuera la capital de España, quizá su gobierno podría eliminar determinados impuestos como hizo en la práctica la Comunidad de Madrid con el de donaciones o sucesiones.
En este contexto, el dipuado de Compromís ha apuntado que también si Valencia, Castellón Alicante fuesen capitales del Estado tendrían, "mayor flexibilidad fiscal a la hora de aplicar determinados impuestos".