Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Compromís busca apoyos para que Rajoy comparezca en julio en el Congreso por las reprobaciones de sus ministros

También está impulsando una reforma del Reglamento del Congreso para obligar al presidente a comparecer cuando un ministro sea reprobado
El diputado y portavoz de Justicia de Compromís, Enric Bataller, ha anunciado este jueves que su partido está buscando apoyos entre otros grupos de la oposición para que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, comparezca el próximo mes de julio en el Pleno del Congreso tras las reprobaciones de dos de sus ministros y un secretario de Estado.
La formación valenciana considera que las censuras de dos ministros, el de Justicia, Rafael Catalá, en mayo, y el de Hacienda, Cristóbal Montoro, este mismo jueves han generado una situación política "muy grave e inédita" ante la que el Congreso "debería reaccionar".
Por ello, están buscando el apoyo de otros grupos para solicitar lo antes posible la comparecencia de Rajoy y conseguir que la Mesa del Congreso la fije para este mismo mes de julio. "Una reprobación ha de tener una consecuencia política, o varias. La primera es que el presidente del Gobierno que tiene un ministro reprobado tiene que dar la cara, no esconderse y explicar qué piensa hacer", ha explicado.
Compromís quiere además que esa comparecencia extraordinaria sea solo el "precedente" de una reforma del Reglamento que obligue al presidente del Gobierno a comparecer en estos casos, sin necesidad de solicitarlo. Por ello, llevan ya un mes intentado recabar el respaldp del resto de fuerzas parlamentarias para impulsar esta modificación.
CARTA A LOS GRUPOS PARA IMPULSAR LA REFORMA
Así, a principios de junio la formación valenciana remitió una carta a los portavoces de Justicia de todos los partidos de la oposición, tras la reprobación el 16 de mayo del ministro de Justicia, solicitándoles la adopción de medidas políticas concretas para intentar que esa censura tenga efectos.
Ahora, tras la reprobación de Montoro, sumada a la del número dos de Interior, el secretario de Estado de Seguridad José Antonio Nieto, que tuvo lugar la semana pasada, Compromís considera que la situación es ya de extrema gravedad.
Por ello, además de seguir impulsado esa reforma en la Comisión de Reglamento, tratarán de forzar la celebración de ese Pleno monográfico para que Rajoy dé explicaciones este mismo mes de julio. "Hoy ha habido una reprobación que no va a tener demasiados efecto porque estamos en una situación de normalidad democrática", ha admitido el diputado de Compromís Ignasi Candela.
"Consideramos que Rajoy debería haber echado ya al señor Montoro porque por un lado está amnistiando a sus amiguetes y, por otro lado, nos está machacando al Gobierno valenciano. Estamos en una situación de gravedad política, y lo que no entendemos es cómo hay partidos que siguen apoyando a este Gobierno que ha legitimado fiscalmente a los defraudares", ha apostillado.
"EL PARLAMENTO ESTÁ DESPERTANDO"
Aún así, Compromís sí reconoce que "el Parlamento está despertando" ya que han conseguido sacar adelante su proposición de ley de reforma del Código Penal para que los partidos que se beneficien de una financiación ilegal puedan ser suspendidos temporalmente de actividad, se les prohíba recibir subvenciones o incluso puedan ser disueltos.
"Esto nos permite pensar que hay voluntad de no seguir consistiendo actuaciones de impunidad que estamos viendo. La regeneración es algo en lo que podemos encontrarnos con muchas formaciones", ha asegurado Bataller, después de que Candela urgiera también a crear "una alternativa política" para hacer frente al Gobierno del PP.