Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luis de Guindos: "Lo peor que le puede pasar a Grecia es salir del Euro"

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que España puede afrontar con "solvencia y seguridad" la crisis griega porque el país cuenta ahora con una economía más "fuerte" gracias a las reformas estructurales que ha llevado a cabo en los últimos años. Por su parte, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha dicho que "lo peor que le puede pasar a Grecia es salir del Euro" y que áun está a tiempo de "recapacitar sobre lo que ha hecho", en referencia a la ruptura "unilateral" de las negociaciones al convocar el referéndum.

Convencido de que Grecia seguirá en el Euro, De Guindos ha asegurado que hasta el martes a las doce de la noche hay tiempo de retomar las negociaciones y que ha sido el Gobierno heleno quien ha roto “unilateralmente” las negociaciones con el Eurogrupo al convocar un referéndum que no respeta las normas.
De Guindos le ha pedido al Alexis Tsipras que “recapacite sobre lo que se ha hecho” y ha señalado que “la mano está tendida a Grecia dentro de unas normas necesarias para el buen funcionamiento de la zona euro y para que Grecia recupere la confianza”.
Luis de Guindos ha reflexionado además, sobre el contenido de un referéndum, “legítimo” pero cuyo contenido se desconoce y sobre un corralito que, asegura, que perjudica a “la gente corriente de Grecia” porque los ricos ya se han llevado el dinero. El ministro ha insistido en que la alternativa a seguir en el euro “es mucho peor para la sociedad griega.”
La "solvencia" de España
Al término de la reunión de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos convocada esta mañana por la crisis de Grecia, la vicepresidenta ha indicado que Europa vive un "momento complicado", pero la situación actual es diferente a la de 2011, y las reformas estructurales aprobadas permiten a España "afrontar esta crisis desde el punto de vista de una economía más fuerte, con un sistema financiero saneado y de los más solventes".
Sáenz de Santamaría quiso también dar "garantías a los españoles" de que el Gobierno está trabajando con "absoluta normalidad" en este momento, preparando el techo de gasto y el nuevo cuadro macroeconómico, que supondrá una mejora de las previsiones económicas.