Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Antiviolencia abre expediente y pide recabar información policial de la pitada al himno

El presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal (d), y el secretario de Estado de Seguridad, Francisco MartínezEFE

La Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte ha pedido recabar información policial y ha abierto expediente informativo a los promotores de la pitada al himno nacional en la final de la Copa del Rey, al tiempo que ha avisado a la RFEF, al Barcelona y al Athletic de un "posible incumplimiento del deber de asegurar la normal celebración de un espectáculo deportivo", que podría derivar en sanciones.

Tras la reunión de "carácter extraordinaria y urgente" celebrada este lunes en la sede del Consejo Superior de Deportes, el presidente de dicho organismo, Miguel Cardenal, y el secretario de Estado para la Seguridad, Francisco Martínez, comparecieron de forma conjunta ante la prensa para informar de los seis acuerdos adoptados.

La Comisión manifestó que "condena enérgicamente todos los incidentes acaecidos y "muy especialmente los pitidos, ofensas verbales y gestuales realizadas durante la interpretación del himno nacional".

De igual modo, lamentó la "utilización de un espectáculo deportivo de manera premeditada, organizada y colectiva, como escenario para la ofensa intolerante contra los sentimientos de millones de españoles y aficionados al fútbol, y particularmente de otros seguidores de los clubes de fútbol que disputaban el encuentro y se encontraban en el mismo recinto deportivo", algo "extraordinariamente grave desde el punto de vista de la prevención de la violencia en el fútbol".

Por todo ello, Antivolencia realizó "un llamamiento a todas las autoridades públicas para que sean ejemplo ante los ciudadanos de un valor básico de la convivencia democrática de la que disfrutamos: el respeto a las convicciones de otros, a las instituciones y a los símbolos constitucionales". "Es imprescindible que de las conductas y declaraciones de los responsables públicos se colija sin paliativos algo tan básico como que el insulto, el menosprecio o la vejación son tan injustificables como inadmisibles", añadió.

Martínez tomó la palabra para explicar los tres acuerdos adoptados en materia de seguridad, que pasan por recabar información policial y abrir expediente informativo a las personas físicas y/o jurídicas o entidades que hayan promovido, inducido, colaborado, auxiliado o facilitado medios materiales o de cualquier otra índole para realizar o dar cobertura a las conductas infractoras detectadas

En particular, esta media afecta a los organizadores y firmantes del "Manifest per la xiulada al himne espanyol i al Rei Felipe de Borbón", y a las entidades implicadas en la distribución de objetos o medios materiales para su realización.

Los otros dos acuerdos son remitir a la Fiscalía General del Estado toda esta documentación e informaciones policiales para evaluar la trascendencia penal de algunos de los hechos acaecidos; y solicitar a los responsables de Seguridad de la Generalitat de Catalunya las actas del coordinador de seguridad responsable del encuentro, así como la información correspondiente a los criterios para la determinación de las ubicaciones de las zonas especiales para las hinchadas de los equipos.

Posteriormente, Cardenal explicó los tres acuerdos adoptados para "depurar responsabilidades en el ámbito deportivo", que pasan requerir a la Federación (RFEF), al Athletic Club y al Fútbol Club Barcelona, respectivamente, por el posible incumplimiento del deber de asegurar la normal celebración del espectáculo deportivo contenida en la Ley 19/2007.

A estas tres partes se les concede un plazo de cinco días para comunicar las medidas adoptadas a fin de prevenir o minimizar conductas ilícitas que eran previsibles, de acuerdo con la solicitud que les dirigieron los Secretarios de Estado para el Deporte y de Seguridad.

Además, la Comisión ha solicitado información a la RFEF acerca de los mecanismos de gestión utilizados para la organización del evento en el recinto deportivo, e información adicional sobre el acta arbitral, el acta del coordinador de seguridad que debe obrar en poder del organizador, las razones por las que no se ha elaborado un acta por el delegado-informador del partido y cualquier otra información de relevancia.

"A la vista de la gravedad de los hechos, la Comisión espera, en el menor tiempo posible, disponer de toda la documentación requerida, y adoptar las consiguientes decisiones para la depuración de las responsabilidades en el ámbito gubernativo y las que, en su caso, pudieran proceder en el deportivo", zanjó el organismo.