Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comisión de Venecia denuncia que la Constituyente tiene defectos que socavan su "credibilidad democrática"

Advierte de que viola el principio de igualdad de voto, en un informe solicitado por el secretario general de la OEA
La convocatoria electoral para formar una Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela, anunciada para el 30 de julio por el presidente, Nicolás Maduro, tiene defectos legales que socavan su "credibilidad democrática", en opinión de los expertos de la Comisión de Venecia del Consejo de Europa.
Este órgano, cuyo nombre oficial es la Comisión para la Democracia a través del Derecho, ha elaborado una opinión sobre los "aspectos legales" de la convocatoria a petición del secretario general de la OEA, Luis Almagro. Entre otras cosas, denuncia que el sistema de votación diseñado para la Constituyente, diseñado por Maduro, "viola gravemente el principio democrático de igualdad de voto".
En opinión de la Comisión, es cuestionable el poder de Maduro para convocar una Asamblea Constituyente sin consultarlo en referéndum, y tampoco tiene poder para decidir las reglas para la elección de sus miembros, ha informado el Consejo de Europa.
Las reglas de voto adoptadas por el Gobierno venezolano establecen que los 553 miembros de la Asamblea Constituyente se elegirán de tres formas distintas: 364 de manera territorial --en 311 municipalidades por sistema mayoritario y en las 24 capitales por sistema proporcional--, ocho por la Asamblea General de Pueblos Indígenas y 181 de manera sectorial.
En concreto, deberán estar representados en la Asamblea siete sectores: empresarios, campesinos y pescadores, discapacitados, estudiantes, pensionistas y comunas y consejos comunales. Para la Comisión de Venecia, este reparto "supone una violación flagrante del principio democrático de igualdad de derechos de voto".
La Comisión añade que para adoptar una nueva Constitución que sea "sostenible, aceptable para toda la sociedad y en línea con los estándares democráticos" es necesario un "debate sustancial" que incluya a las diversas fuerzas políticas, las ONG, las asociaciones ciudadanas, el mundo académico y los medios". Además, reclama "el ejercicio sin trabas de la libertad de reunión pacífica y de expresión", así como la difusión amplia de todas las opiniones en los medios comunicación.
La opinión será adoptada formalmente por la Comisión de Venecia el próximo octubre, meses después de que se reúna la Asamblea Constituyente, si se cumple el calendario de Maduro. No obstante, las primeras informaciones sobre el texto se han conocido en un momento en el que tanto la oposición al régimen de Maduro como varios actores internaciones, incluyendo la UE y la OEA, intentan que no se celebre la convocatoria electoral prevista para el día 30.
CARACAS NO HA RESPONDIDO
Fuentes de la institución han explicado a Europa Press que la Comisión de Venecia ha ofrecido a las autoridades de Venezuela la posibilidad de mantener encuentros durante la preparación de esta opinión --como es habitual en la elaboración de las opiniones-- pero Caracas no ha respondido.
Los ponentes de la opinión han sido cinco miembros de la Comisión: la española Paloma Biglino, la checa Veronika Bílkova, el finlandés Kaarlo Touri, el peruano José Luis Sardón y el mexicano José Luis Vargas Valdez.
La Comisión de Venecia es el nombre con el que se conoce a la 'Comisión para la Democracia a través del Derecho' del Consejo de Europa, y puede emitir opiniones a petición de los Parlamentos o los Gobiernos nacionales, del propio Consejo de Europa o de otras organizaciones internacionales, como ha sido en este caso.
Se trata del mismo órgano al que escribió el presidente catalán, Carles Puigdemont, para informarle de su voluntad de celebrar un referéndum independentista el próximo 1 de octubre y que le respondió que los referendos deben celebrarse "en pleno cumplimiento de la Constitución y de la legislación aplicable".