Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comisión Anticorrupción del Congreso empezará a trabajar en febrero analizando la financiación de los partidos

Después buscará medidas para hacer más independientes a los reguladores y para proteger a los denunciantes de corrupción
La Comisión Anticorrupción del Congreso ha acordado este miércoles por unanimidad su programa de trabajo para 2017, que arrancará en febrero con el análisis del régimen jurídico y la financiación de los partidos, continuará en primavera con la búsqueda de medidas para reforzar la imparcialidad e independencia de los organismos reguladores y avanzará después, ya quizá a la vuelta del verano, con propuestas para mejorar la protección de los denunciantes de corrupción.
Aunque el PP ha puesto pegas al formato de la subcomisión y no ha firmado el acuerdo que había sellado la mayoría de grupos sobre los temas a tratar, al final tanto los 'populares' como los nacionalistas vascos, que tampoco habían suscrito la propuesta, se han acabado sumando al consenso y todos han votado a favor del plan de trabajo.
En concreto, lo que ha salido adelante ha sido la creación de una subcomisión que, durante seis meses, que se podrán prorrogar si hay acuerdo, empiece a trabajar estos asuntos por el orden citado. El objetivo es llegar a unas conclusiones sobre estos temas que sean elevadas al Pleno con recomendaciones para acometer cambios legislativos en cada ámbito.
EL PP CRITICA EL "RODILLO" DE LA OPOSICIÓN
La portavoz del PP en este órgano, Beatriz Escudero, ha criticado que un órgano vinculado a la transparencia elija el formato de subcomisión, que implica trabajar a puerta cerrada, y ha avisado de que el método elegido puede "rozar la ilegalidad". "Ésta, que nació como la comisión estrella de esta legislatura puede acabar siendo la comisión estrellada", ha avisado.
En cualquier caso, el resto de grupos está de acuerdo en que las comparecencias de los expertos sean abiertas al público, aunque después los diputados trabajen a puerta cerrada para buscar acuerdos en torno a las conclusiones.
Para dejar claro su desacuerdo, el PP ha intentado someter a votación en la sesión de este miércoles una proposición no de ley en la que desechaba la idea de la subcomisión y fijaba un paquete alternativo de asuntos a tratar. Pero no ha podido porque la oposición se ha unido para impedir la inclusión de este punto en el orden del día, lo que ha llevado a Escudero ha acusarles de utilizar el "rodillo".
NO HAN DADO EJEMPLO
En concreto, el PP abogaba por hablar de financiación y transparencia de los partidos políticos, por regular los grupos de interés o 'lobbies', por reforzar los controles sobre las subvenciones públicas concedidas por todas las administraciones, por avanzar en la transparencia y mayores controles en la contratación pública y por buscar mecanismos para proteger a los denunciantes.
Durante sus intervenciones, los portavoces del PSOE, Artemi Rallo, y de Unidos Podemos, Juan Pedro Yllanes, han hecho autocrítica asumiendo que, para tratarse de un órgano que evalúa la calidad democrática, no han dado buen ejemplo al estar tres meses sin reunir a la comisión y sin hacer su tarea.
De su lado, el diputado de Ciudadanos, Toni Roldán, ha expresado su deseo de poder empezar a trabajar cuanto antes para, mirando al futuro, poder proponer medidas para atajar la corrupción y que esta lacra pase a ser historia.