Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juzgado investiga al concejal de Comercio de Valencia, de Compromís, por prevaricación en paradas del Mercado Central

La asociación de Mercados Municipales piden su dimisión y anuncia que se personará como acusación particular
El juzgado de Instrucción número 16 de Valencia ha acordado tomar declaración como investigado por presunta prevaricación al concejal de Comercio del consistorio, Carlos Galiana, de Compromís, en relación con traspasos de paradas en el Mercado Central de Valencia.
Según han informado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), si bien ya se ha decidido llamarle a declarar como investigado, aún no se ha fijado la fecha a la espera de recibir unos expedientes reclamados al Ayuntamiento de Valencia.
La decisión parte de la querella de una empresa titular de puestos en el Mercado Central, que atribuía a Galiana haber dictado resoluciones injustas y arbitrarias en la licencia de ocupación de puestos objeto de traspasos, para los que se aprobaron concesiones por 66 y 68 años. La parte denunciante argumentaba que la regulación de la duración o plazo de la concesión administrativa o licencia de explotación se recoge en el artículo 57 de la Ordenanza Municipal de Mercados, que indica que ese plazo máximo será por 20 años, entre otros.
Para los querellantes, las resoluciones del edil, al no haber supuestos especiales de ampliación de plazo, perjudican los intereses generales de los demás concesioanrios. Posteriormente, ampliaron la querella por unos puestos extintos por imapago de las tarifas, que consideran que deberían haber sido licitados en subasta pública y le acusaron de dispensar un trato de favor al antiguo concesionario que se benefició del importe del traspaso pese a haberse extinguido la licencia.
Según informaciones publicadas, esta empresa querellante mantiene un litigio con el consitorio por el cierre de un bar en el recinto exterior del Mercado y acumula actas administrativas por incumplimiento de ordenanzas.
En un auto del pasado 14 de diciembre, el juzgado acuerda citar a declarar a Galiana como investigado al poder ser los hechos descritos en la querella constitutivos de prevaricación. No obstante, rechaza la personación de la empresa querellante como acusación particular al no acreditar ser perjudicado y abre la vía a que lo intente como acción popular.
PIDEN SU DIMISIÓN
Tras conocerse el auto, la Asociación de Mercados Municipales ha pedido la dimisión de Galiana "por haber sido admitido a trámite la investigación de las irregularidades de los traspados del Mercado Central".
El presidente, José Pérez, ha anunciado que la asociación se presentará como acusación particular en la causa y "defenderá los intereses de todos los vendedores del Mercado Central". Según la entidad, los hechos "se vienen denunciando desde hace más de un año ante la administración, donde son sabedores de la información vertida".
Por su parte, la vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra, ha apuntado, al ser preguntada por esta cuestión en la rueda de prensa posterior al pleno del Gobierno valenciano, que, por lo que ha conocido a través de los medios, la investigación parte de la querella de un particular que acumulaba desde 2008 denuncias de la Policía Local de Valencia por irregualridades e incumplimiento de la normativa.
Al respecto se ha preguntado por qué desde 2008 nos e actuó. "Lo desconozco", ha dicho, al tiempo que ha manifestado que "todo el mundo tiene que cumplir las normas: los particulares y los cargos públicos".