Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colau dialogará hasta el final pero avisa: "Si hay que ir a la cuestión de confianza, se va"

Ve "raro" que la CUP negocie con JxSí pero no quiera hablar con el Ayuntamiento sobre las cuentas
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha insistido este jueves en que dialogará hasta el final con los grupos de la oposición para intentar aprobar los Presupuestos municipales, pero ha avisado: "Si hay que ir a la cuestión de confianza, se va".
Aun así, en una entrevista de BTV recogida por Europa Press, ha destacado que la cuestión de confianza es "el último de los recursos" que se plantea porque, a su juicio, hay margen y tiempo para poder acordar con los grupos unas cuentas que son necesarias para los barceloneses, especialmente los más vulnerables.
Ha atribuido la falta de apoyo de ERC en parte al "contexto catalán, en el que se está redefiniendo el espacio político", y a la relación de los republicanos con el PDECat --que en el Ayuntamiento está bajo las siglas de CiU--, y ha asegurado que ambas formaciones están pugnando en el consistorio para erigirse como líderes de la oposición.
Duda de que finalmente prospere la moción de censura que planteó CiU porque implicaría un pacto complejo entre partidos muy diversos: "Es complicado imaginar que ERC no se pueda poner de acuerdo con nosotros y sí con el PP y C's".
Asimismo, ha priorizado acuerdos con las formaciones de izquierdas, aunque ha dicho que no entiende la propuesta "inaudita" de ERC de condicionar la negociación de las cuentas municipales al posible apoyo de SíQueEsPot a los Presupuestos 2017 del Govern.
"Son dos cosas diferentes. No se pueden hacer monedas de cambio", ha sentenciado, y ha recordado que ella no pide a los grupos que aprueben los presupuestos, sino simplemente que faciliten su tramitación el próximo martes para que se puedan seguir debatiendo antes de su aprobación definitiva.
Ha asegurado que en el consistorio "hay una tendencia a priorizar los intereses electoralistas a los de la ciudad" y que algunos líderes dicen cosas distintas en privado y en público, aunque ha evitado concretar nombres.
PACTOS PUNTUALES
Se ha abierto a pactar paquetes específicos con todos los grupos, incluido CiU, y ha puesto el ejemplo el hecho de que C's haya pedido más medidas en materia de vivienda: "Nosotros encantados de hablarlo. La puerta sigue abierta para todos".
Aun así, ha insistido en que "hay margen" para pactar con ERC, con quien su formación gobierna en el Área Metropolitana de Barcelona y con quien ha cosechado varios pactos desde que asumió el cargo, ha recordado.
Pero en los últimos meses, ha advertido, ERC ha tomado "la decisión política de tener una línea más dura" con el gobierno municipal, aunque ha confiado en que finalmente podrán dialogar sobre las cuentas.
VALORACIÓN DE LA CUP
Sobre la CUP, ha dicho que "seria raro que pueda hablar con CiU en la Generalitat y no pueda sentarse con el Ayuntamiento de Barcelona" para abordar los presupuestos.
Ha defendido que el proyecto que ha presentado su gobierno es socialmente muy potente y que la CUP puede apoyar muchas de las medidas: "Es positivo que compartamos objetivos, no queremos competir".