Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colau apoya a la alcaldesa de Berga y critica la "judicialización" de la política

Las reacciones a la detención de la alcaldesa de Berga, Montse Venturós (CUP), por un presunto delito electoral al no haber retirado la 'estelada' del Ayuntamiento, no se han hecho esperar. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha criticado la "judicialización" de la política. Neus Munté, consellera de Presidencia y portavoz de la Generalitat, ha hablado de la "persecución" del Gobierno del PP. El líder del PDECat en el Congreso, Francesc Homs, ha lamentado también la detención aunque ha dejado claro que comparte "cero ideario" con los anticapitalistas. La portavoz de JxSí en el Parlament, Marta Rovira, ha defendido que "colgar una bandera es libertad de expresión".

"Contra la judicialización de la política, en defensa de la libertad de expresión y la soberanía municipal: todo el apoyo a la alcaldesa @venturosm", ha destacado Colau en Twitter.
También en Twitter Neus Munté ha dicho que ve en la detención una "persecución" del Gobierno del PP.
El líder del PDECat en el Congreso, Francesc Homs, ha cargado ha lamentado la detención aunque ha dejado claro que comparte "cero ideario" con los anticapitalistas. "Gobierno de España: con la CUP comparto cero ideario pero hoy gente como yo estamos al lado de la alcaldesa de Berga #loharemosposible", ha dicho en Twitter.
La portavoz de JxSí en el Parlament, Marta Rovira, ha defendido a la alcaldesa en tuit: "Colgar una bandera es libertad de expresión".
Venturós, que se había negado en dos ocasiones a acudir a declarar al juzgado, ha sido detenida en su domicilio por varios agentes de paisano, y ha sido trasladada al juzgado de Berga para declarar sin pasar por comisaría. La alcaldesa está acusada de un delito electoral al no haber retirado la 'estelada' de