Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Clavijo insiste en que no hay contactos con el PP para que entren en el gobierno canario

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, ha insistido este viernes que no se ha producido ningún contacto con el PP para que los populares entren a formar parte del Ejecutivo regional.
"No hay negociaciones en este momento. No hay ninguna iniciativa ni contacto por parte del PP con la organización política de CC. Seguimos en el mismo escenario y creo que hasta que no se aprueben los PGE no se va a iniciar ni a mover nada", dijo.
En declaraciones a los medios de comunicación con motivo de un desayuno-coloquio organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) para repasar la mitad de la Legislatura, Clavijo insistió en que "de momento" siguen intentando alcanzar acuerdos puntuales para sacar adelante normas como la Ley del Suelo.
Cuestionado sobre si le gustaría que el PP entrara en el Ejecutivo que preside, comentó que es un tema de los partidos y que está centrado en la gestión y en la acción de Gobierno, aunque matizó que "a día de hoy no ha habido contacto alguno".
"Soy una persona optimista por naturaleza y Canarias sigue avanzando --continuó--. Hoy los datos del paro son francamente buenos, no todo lo bueno que nos gustaría pero son los mejores de las series de los últimos doce años, y si estoy en solitario [en el Gobierno] pues tiro para adelante intentando buscar acuerdos y solucionar los problemas".
Aquí, hizo especial hincapié en que si luego hay otra fuerza política que quiere contribuir a la gobernabilidad y a que Canarias vaya mejor, "seguro" que CC está dispuesta a sentarse. "Y yo como presidente del Gobierno también estoy dispuesto a sentarme para mejorar, pero sobre la base de asuntos concretos", aseveró al tiempo que señaló que no hay "líneas rojas" en una posible negociación.