Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ciudadanos evaluará cada tres meses el pacto con el PP y llevará al Congreso lo que el Gobierno retrase

Gutiérrez no pone reparos a los acuerdos con el PSOE y dice que los socialistas necesitan "más fotos" para justificar su abstención Avisa de que no aceptará un apoyo del PNV a los Presupuestos que suponga ceder prisiones a Euskadi o acercar etarras
Gutiérrez no pone reparos a los acuerdos con el PSOE y dice que los socialistas necesitan "más fotos" para justificar su abstención
Avisa de que no aceptará un apoyo del PNV a los Presupuestos que suponga ceder prisiones a Euskadi o acercar etarras
Ciudadanos se declara "razonablemente satisfecho" del desarrollo que está teniendo el acuerdo que firmó con el PP y por el que dio su apoyo a Mariano Rajoy en la investidura, pero hará una primera evaluación a fondo de su cumplimiento en las próximas semanas y se muestra decidido a impulsar aquellos puntos a los que los 'populares' puedan mostrarse más reticentes.
Así lo ha señalado, en una entrevista a Europa Press el secretario general del grupo parlamentario de Ciudadanos en el Congreso, Miguel Gutiérrez, quien avanza que la prueba del algodón para testar la salud de ese acuerdo bipartito serán los Presupuestos Generales del Estado para 2017, que el Gobierno tiene que llevar a la Cámara en el próximo periodo de sesiones.
"Estamos razonablemente satisfechos, creemos que está bien, pero digamos que lo único que hemos hecho es arrancar motores y aún tenemos por delante toda la legislatura", comenta Gutiérrez, quien dice haber constatado que el PP "está intentando consensuar grandes cosas para llevar adelante" las exigencias pactadas con los naranja.
Este primer balance positivo tendrá que complementarse con la evaluación pormenorizada del grado de cumplimiento del acuerdo que el equipo de Ciudadanos que lo negoció va a hacer periódicamente, "probablemente cada tres meses", y al que Gutiérrez ha invitado a sumarse a los 'populares': "Si a esa reunión se quiere unir el PP nosotros encantados, pero si no quieren tampoco es necesario".
El dirigente del partido naranja ha recalcado que Ciudadanos "ya ha cumplido" el acuerdo votando 'sí' a Rajoy y que esperan que los 'populares' "también sean serios y, corresponsablemente, cumplan con esas 150 exigencias". Aunque admite que tienen por delante toda la legislatura, que espera que "larga" y "fecunda", Gutiérrez recuerda que algunas de esas medidas están tasadas y que, por ejemplo, la relativa a la supresión del aforamiento de los políticos debería "empezar a ponerse en práctica ya".
LOS PRESUPUESTOS, CUANTO ANTES, MEJOR
"También es muy importante el debate presupuestario porque muchos de los cumplimientos del pacto tienen que ver con temas presupuestarios", añade Gutiérrez, quien ha apremiado al Gobierno a presentar las cuentas públicas "lo antes posible" porque "no tiene mucho sentido estar muchísimo tiempo con unos presupuestos prorrogados".
En Ciudadanos dan por hecho que Hacienda recogerá en su proyecto presupuestario los compromisos económicos de su pacto y avanzan que, si no lo están, pedirán explicaciones. "A partir de ahí valoraremos qué tenemos que hacer", ha añadido Gutiérrez, incidiendo en que a día de hoy ni contemplan ni descartan una posible enmienda a la totalidad.
Desde su punto de vista, el PSOE está en la misma situación, pero si los socialistas se resisten y "no votan" los Presupuestos hay "otras fuerzas políticas" a las que Rajoy puede recurrir para sacarlos adelante. "Al final va a depender del Gobierno que es el que tiene ceder, gestionar y negociar, no la oposición", agrega.
En ese escenario entraría el PNV, que, como el PSOE y Ciudadanos, ya votó a favor del techo de gasto y el objetivo de déficit. Gutiérrez no pone peros a que el Gobierno busque el apoyo de los nacionalistas vascos, siempre que no sea a cambio de elementos que "desde el punto de vista constitucional" considera intocables como la "gestión de prisiones", el "acercamiento de presos" o los "referendos de autodeterminación".
"Siempre que no se toquen ese tipo de cosas, a nosotros nos parece que el partido de gobierno es libre de negociar con quien considere oportuno. A nosotros nos parecerá bien siempre que no se toquen lo que para nosotros es la esencia de los principios constitucionales", apostilla.
ANTONIO HERNANDO ES EL JEFE DE LA OPOSICIÓN
Gutiérrez defiende la conveniencia de acuerdos entre los tres partidos a los que define como "constitucionalistas" y, por eso considera "una ridiculez" que se diga que Ciudadanos se pone "celoso" cuando el Gobierno pacta con el PSOE, como ocurrió con el bono social y la prohibición de los cortes de luz a consumidores vulnerables.
"¿Cómo nos vamos a quejar de que para sacar adelante grandes cosas de Estado no participe el PSOE? Yo creo que eso tiene más que ver con el debate de la foto, en el que quizá hay partidos, como el PSOE, que las necesitan. A ellos les ha costado más esa decisión de abstenerse en la investidura, y quizá tienen que rentabilizar eso ante su electorado o su base social de una forma mayor que la nuestra", aduce.
Sea como fuere, Gutiérrez se muestra rotundo al asegurar que el PSOE y Ciudadanos son y hacen oposición al Gobierno de Rajoy. "La oposición es siempre el partido que tiene más escaños después del partido de gobierno y no me queda ninguna duda de que (el jefe de la oposición) es el PSOE y quien lo representa en el Congreso, que es Antonio Hernando", afirma, subrayando que al PSOE al que "le toca hacerla y la hace de verdad".
PODEMOS: "LA IZQUIERDA RANCIA DE SIEMPRE"
Pero también es opositor Ciudadanos, aunque en su caso, asume, "con 32 diputados". "Nosotros somos oposición porque muchas de las cosas que estamos consiguiendo, el PP no las haría si no estuviéramos. Nosotros consensuamos y pactamos cosas, ero estamos en la oposición y votamos que no", sostiene Gutiérrez para quien esta es la "nueva forma de hacer política".
En el otro extremo, el de la "vieja política", sitúa al partido de Pablo Iglesias. "A Podemos se le está empezando a notar que en el fondo es un viejo partido y es normal porque está formado por partidos viejos como el PCE, o los anticapitalistas", señala Gutiérrez.
A su juicio, nadie se "sorprende" de que en el partido morado se "lanceen por la espalda". "En el Partido Comunista lo han hecho durante muchísimo tiempo y lo siguen haciendo y esto no es más que un blanqueo de la misma izquierda rancia de siempre", concluye.