Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ciudadanos apuesta por cortar el "cordón umbilical" entre el fiscal general del Estado y el Gobierno

Pretende reformar el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal con el objetivo de garantizar la autonomía de la institución
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha anunciado este miércoles que su partido registrará en el Congreso de los Diputados una Proposición de Ley de reforma del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal en el que se regule el nombramiento del fiscal general del Estado y cortar así el "cordón umbilical" que une al Gobierno con el máximo representante del Ministerio Público.
Así lo ha dicho Rivera en una rueda de prensa donde ha explicado que esta iniciativa pretende garantizar la autonomía de la Fiscalía, al igual que los españoles vuelvan a confiar en esta institución. "El fiscal general del Estado actúa como fiscal general del Gobierno", ha dicho Rivera, debido a que esta ley lleva "tres décadas" vigente.
"Ha llegado el momento de cambiar con esta situación" y que el fiscal general del Estado deje de depender del "Gobierno de turno", pues, a juicio de la formación naranja, éste debe tener la máxima independencia para "investigar hasta el último papel".
Los fiscales no pueden recibir "instrucciones concretas para un caso concreto", ha criticado Rivera, recordando las órdenes contrarias dadas por hasta el fiscal jefe Anticorrupción Manuel Moix a los fiscales adscritos al 'caso Lezo' o las presiones que denunciaron los representantes del Ministerio Público en Murcia sobre la investigación del expresidente de la región Pedro Antonio Sánchez en el marco de la trama 'Púnica'. Al igual, ha denunciado que un presidente del Gobierno no puede mostrar cuál es su fiscal "favorito" para dirigir el departamento contra la corrupción y el crimen organizado.
En este sentido, el líder de Ciudadanos --acompañado del vicepresidente del Congreso de los Diputados y portavoz de su formación en materia de Justicia, Ignacio Prendes-- ha asegurado que ha escuchado a las asociaciones de fiscales para llevar a cabo una reforma "importantísima".
CATALÁ NO ES EL "MÁS ADECUADO" PARA LIDERAR LA REFORMA
Y, ha apuntado, que es una reforma necesaria justo después de los últimos casos polémicos conocidos dentro del seno de la Fiscalía, por los que se han reprobado al ministro de Justicia, Rafael Catalá, y al fiscal general del Estado, José Manuel Maza; o que Moix haya tenido que dimitir por ser propietario del 25 por ciento de una sociedad radicada en el paraíso fiscal del Panamá.
"Catalá no es la persona más adecuada para poner apellido a esta reforma", ha asegurado Rivera porque su partido "la está liando". "Pensaba que podía ser un ministro aliado para impulsar reformas, pero en pocos meses ha quemado parte de su crédito", ha agregado.
El líder 'naranja' ha asegurado que esta propuesta se encuentra en la "esencia" del pacto de investidura alcanzado con el PP sobre "fortalecer la autonomía y eficacia" de la Fiscalía. Aunque la medida mencionada en el acuerdo es menos concreto, ahora se presenta una proposición mucho mas detallado pero, eso sí, sin contar con el apoyo, aún, del partido de Mariano Rajoy.
DIEZ PUNTOS BÁSICOS PARA GARANTIZAR LA AUTONOMÍA FISCAL
Esta reforma contempla 10 puntos básicos, entre los que destacan que el cargo del fiscal general del Estado se amplíe de cuatro a seis años, lo cual hace que su poder dure más que el del Gobierno; o la exigencia de 25 años de ejercicio profesional --en el acuerdo de investidura se marcaba como límite 20 años--, y no 15 como hasta ahora, para poder optar a este puesto de responsabilidad.
Rivera ha hecho hincapié en que, cumpliendo con la Constitución, el fiscal general del Estado debe ser propuesto por el Gobierno, pero deberá ser ratificado por una mayoría de dos tercios de la cámara baja. Además, previamente deberá comparecer previamente por la Comisión de Justicia para que los diputados puedan preguntarle "si tiene cuentas en Panamá, en Suiza, o sobre su modelo de Fiscalía", ha ejemplarizado.
"Nos parece fundamental que pase por un control parlamentario serio y riguroso como en otros países", ha añadido. Asimismo, ha indicado que es "fundamental" que todas las comunicaciones entre la Fiscalía con el Gobierno y las Cámaras se realizan siempre por escrito para garantizar la transparencia de las relaciones y que no se producen injerencias: "Si esta ley estuviese vigente no habría 'caso Moix', ni 'caso Catalá'", ha dicho.
Preguntado por si apuestan, al igual que las asociaciones de fiscales, por que el Ministerio Público dirija las investigaciones de las causas penales, Rivera ha subrayado que primero hay que llevar a cabo esta reforma "integral" del Ministerio Público para dotarle de independencia para después poder debatir esta cuestión. "No puede haber ningún paso en este sentido si no reformamos primero la Fiscalía (...) y no vale que los fiscales instruyan sin tener autonomía", ha apostillado.
Por último, el presidente de Ciudadanos ha incidido en que es hora de que todos los partidos políticos, los viejos y los nuevos que "quieren hacer cosas distintas", apoyen esta reforma y apuesten por "despolitizar la Justicia". En esta línea, ha reconocido que no conoce la iniciativa similar presentada por Podemos, pero se ha mostrado dispuesto a hablar y debatir con cualquier grupo parlamentario siempre y cuando no se "pongan obstáculos".