Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ciudadanos mantiene que el alquiler y las obras en su sede el invierno pasado tuvieron fines "puramente electorales"

Ciudadanos mantiene que el alquiler de su sede central de Madrid el pasado invierno y las obras que se realizaron entonces en la misma tuvieron fines "puramente electorales", para los comicios generales celebrados el 20 de diciembre de 2015, y señala que el gasto en que incurrió fue de algo más de 113.000 euros.
El partido naranja ha respondido así al informe del Tribunal de Cuentas sobre la contabilidad de las elecciones del 20-D, publicado este lunes. Según el órgano fiscalizador, entre los gastos declarados por C's "figuran gastos por operaciones ordinarias por un importe total de 387.667,12 euros, cuyos conceptos no tienen la consideración de gasto electoral" con arreglo a lo establecido en la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG).
"La formación manifiesta en alegaciones que los gastos vinculados a la sede del partido en Madrid se realizaron originalmente para actos de la campaña electoral y que, tras los resultados obtenidos en las elecciones, se decidió el carácter permanente de la sede", explica el informe.
Sin embargo, "de la documentación aportada se desprende que, por su naturaleza e importe, la gran mayoría de los referidos gastos no revisten una finalidad puramente electoral", y por ello el Tribunal de Cuentas comunica que esos gastos "no han sido admitidos como susceptibles de ser financiados con subvenciones electorales".
CONTRATO DE ALQUILER DE DICIEMBRE A FEBRERO
A través de un comunicado, Ciudadanos ha asegurado que "el grueso de los gastos invertidos en la sede asciende a 113.281,07 euros", no a 387.667,12 euros. Esta última cifra viene derivada, según ha precisado, "por otro tipo de gastos que nada tienen que ver con las mencionadas obras de la sede".
En cuanto a la finalidad del gasto, ha indicado que la sede se alquiló "originalmente" para realizar actos de campaña, lo cual "queda evidenciado en el contrato suscrito" en aquel momento, que comprende desde el 1 de diciembre de 2015 al 28 de febrero de 2016, superando el periodo de un mes "porque el arrendador no admitía que el alquiler fuera de un solo mes".
Por tanto, ha insistido en que "el alquiler de la sede tuvo objetivos puramente electorales", aunque tras los comicios del 20 de diciembre se decidiera ampliar el contrato para establecer la sede central en ese inmueble, situado en la calle Alcalá.
Asimismo, Ciudadanos ha precisado que alquiló solo una planta del edificio y que esa fue la parte que se usó para realizar actos de campaña. Respecto a las obras, ha manifestado que se llevaron a cabo para "acondicionar el local específicamente para la campaña electoral", con la colocación de vinilos en las cristaleras, tarimas y 'photocall' para las ruedas de prensa.
Aunque considera que "en aquel momento" todos estos gastos fueron "puramente electorales" y que el único motivo por el que dejaron de serlo es que el local se convirtió en sede permanente, el partido presidido por Albert Rivera ha dicho respetar y comprender que el Tribunal de Cuentas no los considere como tales. Por último, ha recalcado que sigue trabajando "para mejorar y presentar la máxima transparencia en todos los sentidos".