Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ciudadanos confía en que el Congreso apruebe su ley de autónomos el próximo mes de junio

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado este miércoles que la proposición de Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, que su partido registró en el Congreso el pasado noviembre, tiene ya el respaldo de la mayoría parlamentaria, por lo que espera que la Cámara Baja la apruebe el próximo mes de junio.
"Hay ya un preacuerdo y una mayoría parlamentaria para poder sacar esa ley adelante", ha declarado Rivera a los periodistas junto al Museo Reina Sofía de Madrid, explicando que Cs ha aceptado varias enmiendas de otros grupos parlamentarios que "mejoran algunas cuestiones".
Tras señalar que la tramitación de esta proposición de ley "está costando mucho" y denunciar las "trabas" de algunos partidos, el líder de la formación naranja ha expresado su esperanza de que el Congreso dé su visto bueno en junio y que la iniciativa pase al Senado cuanto antes, porque los 3,5 millones de autónomos que hay en España "esperan con urgencia esas medidas".
Entre las enmiendas pactadas, Rivera ha destacado una que impedirá que la subida del 8% del salario mínimo interprofesional, acordada por PP y PSOE, se traduzca en un incremento de las cuotas de los autónomos societarios y los que tienen empleados a su cargo. "Hemos corregido esa medida y la ley de autónomos va a recoger la desvinculación de las cuotas de autónomos del SMI", ha indicado.
CUENTA CON EL APOYO DEL PP Y PNV Y POSIBLEMENTE DEL PDECAT
Previsiblemente, la proposición de ley de Ciudadanos para los autónomos --la primera que presentó en el Congreso-- tendrá como mínimo el apoyo del PP y del PNV, según el partido naranja, que aspira a sumar el voto favorable del PDeCAT o al menos su abstención. En cuanto al PSOE, está a la espera a que defina su posición tras el relevo en su Secretaría General, pero no cree que se oponga.
A pesar de registrarse en noviembre, la ley aún no ha podido debatirse en comisión. Primero, se enfrentó a sucesivas peticiones de ampliación de los plazos de enmiendas al articulado y, posteriormente, se retrasó la reunión de la ponencia, que a pesar de constituirse hace unas pocas semanas, no ha podido volver a citarse.
Una vez se reúna para incorporar las enmiendas pactadas, la ley pasará a debatirse en comisión, donde se discutirán las enmiendas que queden 'vivas' y se elaborará el correspondiente dictamen que deberá someterse a votación en el Pleno del Congreso.