Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cifuentes rechaza la estrategia de "doble mano" de Cs: "Yo no apoyaría a un partido si pienso que es corrupto"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha acusado este miércoles a Ciudadanos de seguir una "estrategia política que tiene doble mano", ya que con una firman acuerdos y en la otra tienen "el palo para sacar rentabilidad" y ha señalado que ella no apoyaría a un partido si pensara que es corrupto.
Así lo ha dicho en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno preguntada por las declaraciones del portavoz del Cs en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, en El Español diciendo, en referencia a Cifuentes, que "es complicado que una persona hundida en el lodazal sea la que lo limpie".
"Hay días en que me parece un poco contradictorio oír a Ciudadanos", ha indicado para preguntarse por qué les apoyan si piensan así de ellos. "Yo no apoyaría a un partido si pienso que es un partido corrupto y una presidenta corrupta. No sé qué pretende Cs más allá de que sea parte de una estrategia política que tiene doble mano. Con una firma acuerdos y en otra tengo un palo para sacar rentabilidad", ha criticado la dirigente popular.
La presidenta madrileña ha considerado que "ese tipo de manifestaciones obedecen a una estrategia política de Ciudadanos como partido que quiere desgastar al partido del Gobierno, el PP, a nivel nacional y en Madrid" y ha indicado que es algo que tiene "perfectamente asumido desde el principio", de manera que "no es ninguna sorpresa".
De hecho, ha indicado que en el día a día de manera muy habitual Cs vita con PSOE y Podemos, razón por la que los populares se refieren a ellos "como el tripartito de oposición que últimamente empieza a ser de imposición y de inquisición".
"Obedecen a una estrategia que solamente tiene una finalidad: el desgaste político del PP y mi desgaste político como presidenta de la Comunidad", ha insistido la también presidenta del PP de Madrid, quien ha defendido que gracias al acuerdo de investidura se ha conseguido "que haya estabilidad de gobierno en la Comunidad" y sacar adelante iniciativas "muy positivas".
La popular ha asegurado que "jamás" en su vida se ha sentido en un lodazal. "No vivo en un lodazal. Estoy al frente de un gobierno del que me siento muy orgullosa", ha aseverado Cifuentes, quien ha asegurado que "ni es la Comunidad de Madrid un lodazal ni tampoco lo es el PP en esta nueva etapa". "Es una etapa de absoluta transparencia, absoluta limpieza y estamos manteniendo principio de tolerancia cero contra la corrupción", ha recalcado.