Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cifuentes defiende su "honradez" y ve el informe de la UCO como "juicios de valor sin fundamento jurídico"

Simplifica su papel en Fundescam y dice que lo único que hizo "fue aceptar el cargo y aprobar los estatutos"
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha defendido su "honradez" y se ha referido al informe elaborado por la Unidad Central Operativa (UCO) donde los agentes piden investigarla por los delitos de prevaricación y cohecho en adjudicaciones del servicio de cafetería, cocinas y comedores de la Asamblea de Madrid al empresario Arturo Fernández en los años 2009 y 2011 como una "relación de juicios de valor sin fundamento jurídico".
En un encuentro con periodistas y tras conocer parte de los informes policiales que se incluyen en el sumario de la trama Púnica, Cifuentes ha explicado que todas las informaciones les están llegando por los medios y que tiene una "gran confianza en la justicia".
En este punto, ha indicado que con el informe en cuestión que hace referencia a su papel en la mesa de contratación en la Asamblea siendo ella vicepresidenta primera se está construyendo un "relato que puede tener elementos de veracidad" pero que son "juicios de valor, nada más".
"Tengo confianza en la justicia y entiendo que cuando el juez (Eloy Velasco) no ha tomado iniciativa en estos meses es porque ha entendido que mi participación fue en calidad de vicepresidenta de la asamblea y no era personal, sino en virtud del cargo que tenía", ha indicado Cifuentes para defender su papel en esa adjudicación y refiriéndose a la decisión del magistrado de no imputarla.
En este sentido, ha reiterado que en todos los años que fue vicepresidenta en la Asamblea, "el cien por cien" de todas las adjudicaciones se realizaron "siempre por unanimidad" de todos los partidos políticos representados en la mesa y, además, "las decisiones se tomaron en base a los informes técnicos. "Fue conforme a la legalidad por completo y en base a las funciones que tenía atribuidas en la Asamblea", ha subrayado.
Tras destacar su "tolerancia cero" contra la corrupción "desde el minuto uno" y asegurar que colaborarán con el juez en lo que se necesite, la presidenta del PP de Madrid ha aclarado cuál fue su papel en Fundescam, identificado por los agentes de la UCO como el elemento central para la financiación irregular de las campañas electorales del PP de Madrid.
"Mi participación en Fundescam fue exclusivamente como vocal, aceptar el cargo y aprobar los estatutos, esa fue mi única participación", ha asegurado Cifuentes, quien ha explicado que entonces, según los estatutos de la fundación, todos los miembros del comité de dirección del PP de Madrid eran vocales. Después estaban los vocales apoderados pero ella ha indicado que "jamás" lo fue y que tampoco participó en ninguna decisión económica.
De hecho, ha indicado que ni en 2009 ni en 2011, años a los que hace referencia los contratos de la Asamblea, pertenecía a Fundescam, pues empezó en 2005 y lo abandonó en 2008.
"Ese vínculo no tiene ningún sentido porque en esos años no pertenecía a la fundación", ha insistido Cifuentes, quien ha reconocido que todo esto le "preocupa" por el "descrédito" que puede suponer para las "instituciones" y para su partido.
LE CUESTA CREER EN LAS "CASUALIDADES"
Además, al hilo del momento en el que se ha levantado el secreto del sumario de la parte relacionada con la financiación ilegal del partido madrileño, ha indicado que le "cuesta creer en las casualidades" haciendo referencia a la moción de censura que ha anunciado Podemos aunque no ha querido entrar a valorar nada más.
"Sólo valoro hechos, por eso he tratado de explicar de una manera posible cuestiones técnicas, que son complicadas", ha dicho a la pregunta de si cree que no es coincidencia ambas cosas.
Durante varios momentos de su intervención, Cifuentes ha defendido que en su "dilatada trayectoria" política, lo que ha hecho ha sido "trabajar". "He sido absolutamente honesta. No tengo bienes ni propiedades, mi cuenta corriente debe tener cuatro ceros como mucho con un poco de suerte, a lo mejor tiene tres incluso", ha indicado, para aclarar a continuación que después de hacer un último plazo del máster de su hijo, no sabe si tiene, mil, dos mil o tres mil euros.
Por todo ello, ha manifestado que no va a tolerar "que ningún partido ni nadie ponga en cuestión" su honorabilidad y ha asegurado que va a ejercer "todas las acciones" que sean necesarias para defender su honor, aunque no ha adelantado cuáles son porque lo tiene que estudiar y no quiere actuar "precipitadamente". "No voy a permitir que en este mare magnun que nos quieren arrastrar a la deriva se ponga en duda mi honorabilidad", ha apuntado.
Y es que, como ha indicado, se está "dejando la piel" y su "salud literalmente para trabajar por los madrileños". "No tengo miedo a nada, pero me preocupa el desgaste para las instituciones, el hastío que puede provocar en muchos ciudadanos porque hace mucho daño un titular en prensa", ha dicho Cifuentes, lamentando que en prensa "no tiene la misma repercusión un desmentido o cuando un juez decide que no hay nada" pero lo afrontará con "mucho trabajo" y "con la verdad por delante".
Lo hará, ha añadido Cifuentes, "con la cabeza muy alta" porque no va a "tolerar que nadie ponga en duda" ni "por asomo" su "honradez" de la que, ha añadido, se siente muy orgullosa. "Estoy por vocación de servicio público. No tengo nada ni quiero tenerlo", ha dicho, para retar a cualquier persona de cualquier partido político a que "demuestre" que no es una persona honrada.