Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cifuentes asumirá "responsabilidades políticas" si no cumple su programa electoral

Aguirre y Cifuentescuatro.com

La delegada de Gobierno en Madrid y candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, se ha comprometido a que el programa electoral sea un "contrato de obligado cumplimiento" y a asumir responsabilidades políticas si no lo hace así.

De este modo se ha expresado durante el primer acto de precampaña del PP de Madrid, celebrado en San Sebastián de los Reyes, donde Cifuentes ha participado junto con la candidata del PP a la Alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre, a la que se ha referido como su "jefa".
"Conozco Madrid, vivo Madrid, amo Madrid y quiero que Madrid siga siendo lo que gracias a los gobiernos del Partido Popular somos ahora: una Comunidad ejemplo para toda España", ha subrayado Cifuentes, quien ha hecho un llamamiento para no dejar que otros "arruinen" lo que el PP ha conseguido.
Cifuentes ha querido comprometerse, por ello, si los madrileños le otorgan su confianza, a gobernar la Comunidad de Madrid con diez principios "irrenunciables" que pasan por considerar el programa electoral "como un contrato de obligado cumplimiento".
Precisamente por ello, debe ser un "contrato real y realista, que no haga concebir ilusiones a los ciudadanos para luego defraudarles y dejarles en la estacada". "Esta actitud fraudulenta deberá conllevar responsabilidades políticas", ha asegurado Cifuentes, destacando que ella será la primera en asumirlas si no consigue esto.
Entre estos compromisos, ha situado "la lucha contra el paro, el objetivo prioritario del Gobierno regional". "La gente que está en paro tiene que poder trabajar y recuperar la ilusión, porque muchos madrileños lo están pasando muy mal. Los jóvenes y los menos jóvenes", ha señalado, al tiempo que ha destacado que el paro es una "auténtica lacra", y hay que continuar "sentando las bases económicas, fiscales y sociales a fin de que se generen puestos de trabajo para ese gran capital humano, con una enorme preparación, que hay en Madrid".
"Impulsaré, con este objetivo, los nuevos yacimientos de empleo vinculados a las tecnologías de la información y el medio ambiente", ha asegurado Cifuentes, quien ha apuntado que también quiere avanzar en el reequilibrio territorial y social de la Comunidad de Madrid.
"Trabajaré para que todos los madrileños, independientemente de que vivan en el campo o en la ciudad, puedan disponer de los mismos equipamientos y servicios públicos, y prestaré una especial atención a quienes más dificultades tienen a consecuencia de la crisis, por lo que reforzaré el carácter social del parque de vivienda pública regional", ha anunciado.
Asimismo, se ha comprometido, porque está "en el ADN del Partido Popular, a bajar impuestos, ahora que se puede" y avanzar "en un sistema fiscal justo y progresivo que permita dejar aún más dinero en el bolsillo de los ciudadanos, y acelerar todavía más la salida de la crisis en Madrid".
SANIDAD Y EDUCACIÓN PÚBLICA
Cifuentes también se ha comprometido "a poner todos los recursos necesarios al servicio de la sanidad pública, que siempre será universal, gratuita, accesible y de la máxima calidad". "Se mantendrá el modelo actual y no habrá privatizaciones ni externalizaciones", ha reiterado en este sentido.
En el tema educativo, Cifuentes se compromete a "apostar decididamente por la educación pública, garantizando la libertad de elección entre centros públicos y concertados". En su opinión, el profesorado, medios y sistemas "deben ser los necesarios para asegurar la mejor formación de los estudiantes madrileños, porque esa es la mayor garantía del futuro".
Cifuentes también ha garantizado que va a poner en marcha medidas específicas de apoyo y protección a la familia, complementando las medidas del Gobierno de España, y "que los techos y las paredes de la Administración regional sean de cristal". "Llevaré a cabo una gestión pública eficaz, honesta y transparente, eliminando duplicidades innecesarias", ha dicho.
Así, también se ha comprometido a que la Administración regional "sea de verdad la Administración de los madrileños, desarrollando una política de puertas abiertas, participativa y siendo receptivos a las propuestas de los ciudadanos, que son los agentes más activos y los mejores conocedores de los problemas de cada municipio".
Por último, se ha comprometido a gobernar "con lealtad institucional, desde el permanente diálogo con el resto de las Administraciones, partidos políticos, agentes sociales y asociaciones representativas, y con los ciudadanos a título individual". "Quiero ser una Presidenta cercana, que escuche a todos", ha añadido.