Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cifuentes dice que el Gobierno usará los mecanismos que le da el Estado de Derecho para evitar el "desafío" catalán

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha asegurado este viernes que el Gobierno de España pondrá en marcha los mecanismos que le dan el Estado Derecho y la Constitución para evitar el "desafío" independentista en Cataluña.
"El Gobierno, lógicamente, va a poner en marcha los mecanismos que el Estado de Derecho y la Constitución le dan para evitar lo que es un paso más en ese desafío y en ese proceso independentista, que no conduce a ninguna parte más allá de perjudicar de manera notable a los catalanes", ha afirmado Cifuentes en declaraciones a los medios tras una visita a Canencia.
La también presidenta del PP de Madrid ha insistido en que el Estado de Derecho "tiene mecanismos suficientes para garantizar el cumplimiento de la legalidad". Y es que ha sostenido que "no se puede permitir que, de manera unilateral, un número pequeño de partidos que ni siquiera representan en su totalidad al pueblo catalán quieran decidir sobre algo que afecta a todos los españoles en su conjunto y a la soberanía nacional".
"La soberanía nacional y por tanto, el destino de lo que tiene que ser España, corresponde a todos los españoles, no solamente a una parte", ha remarcado Cifuentes, quien ha defendido que estos partidos "no están legitimados" y "no tienen capacidad legal para poder realizar un referéndum sobre la independencia de una parte de España".
En su opinión, "más allá de la cuestión independentista", los catalanes "necesitan gobiernos autonómicos que piensen en sus verdaderas necesidades" y ha denunciado que el Gobierno de Cataluña "lleva ya muchos meses abandonando lo que debería ser su principal obligación, que es cuidar de los catalanes".
"Está exclusivamente en una deriva independentista que no les va a conducir a ningún lado", ha concluido.