Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cifuentes asegura que el Gobierno no adjudica la publicidad institucional sino una central de medios

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha asegurado este jueves en el Pleno de la Asamblea que las adjudicaciones de publicidad institucional no las hace el Gobierno sino una central de medios seleccionada por concurso público, al tiempo que ha defendido que las inserciones en los diferentes medios siguen "criterios técnicos y objetivos", y "se tienen en cuenta las audiencias que reflejan las fuentes oficiales del mercado publicitario".
Cifuentes se ha defendido así de la acusación del portavoz del PSOE en la Asamblea, Ángel Gabilondo, sobre que la "distribución de la publicidad institucional de la Comunidad de Madrid ha favorecido de manera inequitativa, por ejemplo entre 2010 y 2015, a medios de determinada línea editorial y no ha seguido siempre los elementales criterios de audiencia e impacto".
La portavoz de Podemos, Lorena Ruiz Huerta, ha denunciado que los expresidentes de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre e Ignacio González "dilapidaron" 55 millones de euros en publicidad de Metro "para medios afines", al tiempo acusado al Gobierno de Cifuentes de "encubrir a sus expresidentes corruptos", por proporcionar información "sin desglosar".
Ruiz-Huerta también ha acusado al Gobierno regional de ganar las elecciones de 2015 "gracias a algunas de estas trampas, como multiplicar por cinco el gasto en publicidad de Metro", y ha reprochado a Cifuentes que "en 2016 incrementó el gasto en publicidad de Metro en 300.000 euros, casualmente un mes antes de las elecciones generales de junio de 2016", adjudicando 1.100.000 euros en publicidad de Metro.
Ruiz-Huerta ha hecho alusiones durante su intervención al debate de moción de censura del pasado jueves, al felicitar a Cifuentes por "haber superado la afección que la impedía a hablar en esta Cámara", aludiendo además a la intervención de Mariano Rajoy en el debate de la moción de censura contra su Gobierno, y referirse al portavoz del Gobierno y consejero de Presidencia y Justicia, Ángel Garrido, como "un señorito que sabe tanto de puestas de largo como de adjudicar sectariamente publicidad institucional".
En alusión al debate de la moción de censura, Cifuentes ha considerado que Ruiz-Huerta "no ha superado su fallida presentación en sociedad".
Respecto a publicidad de Metro, Cifuentes ha señalado que ha bajado un 21 por ciento "respecto a la legislatura anterior", al tiempo que ha explicado que la publicidad de Metro, al igual que el resto de la publicidad institucional, se adjudica mediante una central de medios elegida por concurso público por presentar "la mejor oferta y la más ventajosa para la Administración".
"Metro solamente ha hecho una campaña cada año en 2015 y 2016, en ambas se ha realizado exactamente el mismo número de inserciones en diferentes medios de prensa escrita y si los medios reciben diferentes sumas es solo por un motivo, porque sus tarifas y sus descuentos son también diferentes", ha precisado.
Cifuentes ha recriminado a Podemos que en el Ayuntamiento de Madrid el Gobierno de Ahora Madrid no hace públicos los medios a los cuales pagan inversión publicitaria desde 2015 y "vulnera la ley de publicidad", como con la campaña de los centros de salud, "vendiendo" la gestión de la Comunidad "como propia".
GABILONDO PIDE "PLANIFICACIÓN"
Por su parte, Gabilondo ha alertado de que "el nuevo modelo de contratación centralizada que han diseñado para la publicidad institucional genera algunas dudas". "No estamos en contra de que se busque la racionalización en la gestión, pero esta herramienta concentra el poder en la toma de decisiones sobre a quién, por cuánto y cuándo adjudicar las campañas, fuente de ingresos clave para los medios de comunicación", ha apuntado.
A su juicio, "queda claro que hay una Dirección General que asume muchos de los poderes antes dispersos en las consejerías, que interviene 'excepcionalmente' por encima de la propia empresa adjudicataria. De no proceder correctamente podría venir a ser una Dirección de Propaganda".
Gabilondo ha subrayado además "la importancia de la planificación y la necesaria evaluación periódica para evitar campañas que adulteren el espíritu de la publicidad institucional, o que se conviertan en acciones de autopromoción, o que se distribuyan atendiendo a criterios de afinidad."
Por su parte, Cifuentes ha afirmado que su Gobierno "lo que ha hecho ha sido reducir, y mucho, la publicidad, un 34 por ciento", y que solamente está realizando "campañas estrictamente necesarias, en materia como seguridad laboral, lucha contra la violencia de género, lucha contra el acoso escolar".
"Estamos siendo, por tanto austeros y muy rigurosos con la publicidad institucional", ha aseverado Cifuentes, quien ha puesto como ejemplo de un gasto publicitario "no solamente desaforado sino sin ninguna clase de criterios técnicos" el que hace la Junta de Andalucía.